03:27 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente brasileño

    La defensa del expresidente Lula pide que se suspenda proceso de la finca de Atibaia

    © AP Photo / Andre Penner
    América Latina
    URL corto
    110
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La defensa del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva anunció que recurrirá para que el Tribunal Regional Federal de la 4 Región (TRF-4), suspenda el proceso sobre la finca de Atibaia (en el que el exmandatario fue condenado en primera instancia por delitos de corrupción pasiva y blanqueo de dinero).

    En un comunicado, el abogado de Lula, Cristiano Zanin, aseguró que buscarán por todas las medidas judiciales posibles para "que el tribunal analice la petición que presentamos en junio pidiendo la declaración de nulidad de todo el proceso".

    La reacción de la defensa se da un día después de que la Fiscalía pidiera a la citada corte de apelación que anulara parcialmente el proceso y que devolviera el caso a la primera instancia.

    Los procuradores quieren que el caso vuelva a la fase de las alegaciones finales, citando la reciente decisión del Tribunal Supremo Federal de que los imputados delatados tienen derecho a hacer sus declaraciones después de los imputados delatores.

    Así pues, Lula tendrá derecho a defenderse después de las acusaciones vertidas contra él por empresarios implicados en el caso.

    En base a esta decisión sobre el orden de las declaraciones, el Supremo anuló una condena que pesaba contra el expresidente de Petrobras, Aldemir Bendine, por lo que la defensa de Lula considera que su condena también debe ser anulada.

    No obstante, lo que pide la Fiscalía es corregir una parte del proceso, mientras que los abogados del líder izquierdista quieren la anulación total de la condena.

    En el caso de la finca de Atibaia (una casa de campo en el estado de Sao Paulo, sureste de Brasil), Lula está acusado de haberse beneficiado indirectamente de obras realizadas en la casa por empresas contratistas de Petrobras.

    La casa no pertenece a Lula, sino a un amigo personal, pero el exmandatario la solía frecuentar con su familia los fines de semana, por lo que la Justicia entendió que él era el beneficiario final, y le condenó a 12 años y 11 meses de prisión, en primera instancia.

    Este caso no tiene ninguna relación con el proceso que llevó a Lula a la cárcel, que se debe a un apartamento en la costa de Guarujá (también en el estado de Sao Paulo), que le costó ocho años y 10 meses de cárcel en una condena ya en segunda instancia.

    Etiquetas:
    justicia, Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik