19:46 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Militares mexicanos

    Cártel de Sinaloa pide renuncia de responsables de operativo militar en Culiacán

    © REUTERS / Stringer
    América Latina
    URL corto
    161324
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Cartel de Sinaloa exigió la renuncia de los responsables del fallido operativo militar para detener a uno de sus jefes, Ovidio Guzmán López, que desencadenó enfrentamientos saldados con ocho muertos y 16 heridos en Culiacán (noroeste), según un presunto comunicado.

    La organización criminal fundada por Joaquín "El Chapo" Guzmán, padre del narcotraficante de 28 años buscado con fines de extradición a EEUU, agradece al presidente Andrés Manuel López Obrador que haya ordenado la liberación de Ovidio, y le piden que "reconsidere mantener en sus cargos a quienes de manera irresponsable pusieron en riesgo la vida de gente inocente".

    El supuesto parte, enviado a periodistas y medios de comunicación por los ejecutores de ataques contra cuarteles militares y judiciales con cientos de hombres armados, "lamenta profundamente los acontecimientos del jueves 17 de Octubre en la ciudad de Culiacán y ofrece una disculpa pública por lo que respecta a nuestra responsabilidad en los hechos".

    Sin embargo, asegura que "en ningún momento atentó contra la integridad física de ningún ciudadano" durante el operativo de rescate de Ovidio Guzmán en la capital de Sinaloa, y que se limitó a responder a los ataques de las fuerzas federales.

    El comunicado, que según la revista Proceso están haciendo circular "dos abogados cercanos a la familia Guzmán", agradece al "gobierno de Andrés Manuel López Obrador que haya ordenado la liberación de Ovidio Guzmán".

    "Los acontecimientos se derivaron de la irresponsabilidad de las fuerzas federales, quienes menospreciaron el poder de nuestra organización y pretendieron de manera improvisada detener a nuestro líder en nuestra casa", prosigue el texto escrito en letras blancas sobre fondo negro.

    La reacción de nuestra gente tenía un sólo objetivo, el rescate de Ovidio Guzmán López" con una "instrucción contundente".

    El operativo que según el fuentes militares involucró hasta 800 delincuentes armados, desplegó "de manera estratégica al equipo táctico más cercano para evitar que (Ovidio) sea sacado del área del conflicto".

    Una vez logrado el objetivo, la organización criminal habría ordenado "parar inmediatamente nuestro operativo y únicamente repeler cualquier agresión de las fuerzas federales".

    "Hemos aprendido a convivir con nuestra gente, la protegemos y evitamos hasta donde sea posible cualquier enfrentamiento con las autoridades federales y locales", termina el texto.

    Versiones de testigos

    La versión del operativo en Culiacán publicada por Proceso indica que el 17 de octubre, a las 13:30 locales (19:30 G;T), "Ovidio Guzmán estaba comiendo en una marisquería ubicada en la colonia Tierra Blanca junto con ocho miembros de su equipo más su esposa".

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © REUTERS / Press Office Andres Manuel Lopez Obrador
    En el establecimiento había supuestamente cinco familias más, con varios niños.

    "Un equipo de unos 50 militares con ropa de civil llegó, cerró las calles y acorraló al capo en dicho negocio pidiéndole que se entregara, sin poner resistencia", según ese relatos.

    Otros clientes de la marisquería relataron a testigos, citados por la revista de circulación nacional, que Ovidio gritaba "no tiren, yo soy hombre, no cobarde, hay familias y niños, no voy a poner resistencia".

    Según esas versiones, el hijo del "Chapo" se entregó a los militares que se lo llevaron hacia la Fiscalía de Sinaloa, en la zona de Tres Ríos, en el centro de Culiacán, a unos seis kilómetros del establecimiento de mariscos.

    Habrían sido sus escoltas quienes pidieron refuerzos, que llegaron a los pocos minutos y comenzaron los ataques a la Fiscalía para tratar de negociar la liberación de su jefe.

    López Obrador dijo el 23 de octubre que avaló la decisión de la liberación cuando el Gabinete de Seguridad Nacional le comunicó que los ataques podrían haber causado hasta 200 muertos.

    "En el futuro hay lineamientos y se va a actuar con más cuidado es muy claro que no queremos daños colaterales, que no queremos muertos, que no es a costa de lo que sea que la vida es sagrada", dijo el presidente López Obrador.

    Los partidos de oposición han denunciado al mandatario ante el Senado por la decisión de liberar a un presunto narcotraficante con pedido de extradición.

    Etiquetas:
    Culiacán, México, Cártel de Sinaloa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik