09:20 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Los partidarios del candidato presidencial boliviano Carlos Mesa queman papeletas durante una protesta en La Paz, Bolivia

    Triunfo preliminar de Evo Morales provoca rechazo y violencia en Bolivia

    © REUTERS / Ueslei Marcelino
    América Latina
    URL corto
    Tensa situación en Bolivia tras las elecciones generales (106)
    12941
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El cómputo preliminar en Bolivia dio una ventaja suficiente al presidente actual Evo Morales para ganar la reelección en primera vuelta, que fue desconocida por su rival Carlos Mesa, cuestionada por una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y desató violentas protestas contra un supuesto fraude oficialista.

    "No vamos a reconocer estos resultados que son parte del fraude consumado de manera vergonzosa y que está colocando a la sociedad boliviana en una situación de tensión innecesaria, una situación de confrontación", dijo Mesa tras divulgarse el polémico recuento preliminar.

    La misión de observación de la OEA expresó poco después en un comunicado "su profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos al cierre de las urnas".

    Esos resultados preliminares, publicados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) horas después de la votación del 20 de octubre, perfilaban una segunda vuelta entre Morales, quien busca un cuarto mandato consecutivo, y Mesa.

    La reanudación, a pedido de la oposición, de los reportes en línea del sistema oficial de resultados preliminares, congelados desde el 20 de octubre, fue ampliando inexorablemente la ventaja del gobernante desde los siete puntos porcentuales del 20 de octubre hasta superar en la noche del 21 la barrera de los diez puntos.

    Con el 95,3% de las actas verificadas, Morales acumulaba el 46,86% de los votos válidos computados, con tendencia ascendente, contra 36,72% de Mesa, una diferencia de 10,14 puntos porcentuales.

    La ley boliviana señala que, a falta de mayoría absoluta, un candidato puede ganar en primera vuelta si logra al menos 40% de votos válidos y una diferencia de diez o más puntos sobre el segundo.

    Mesa, quien había convocado en la mañana a movilizaciones en defensa del voto y de lo que consideraba su derecho a una segunda vuelta, dijo que opondrá "resistencia democrática" al cómputo oficial y que confiaba en que la ciudadanía desconocería también ese resultado.

    La misión de la OEA, que dijo estar preparada para colaborar en una segunda vuelta, instó a la autoridad electoral "a que defienda decididamente la voluntad de la ciudadanía boliviana (...) de manera ágil y transparente".

    Los enviados del organismo continental indicaron que "el TSE presentó [el 21 de octubre] datos con un cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral", aunque su jefe, el excanciller de Costa Rica Manuel González, evitó mencionar un desconocimiento del resultado.

    Entretanto, medios locales reportaron variados incidentes de violencia en proximidades de los centros de cómputo en varias ciudades, con choques entre manifestantes oficialistas y opositores y en algunos casos ataques a las oficinas que provocaron la suspensión temporal del recuento de votos en La Paz y Potosí (sur).

    Entre esos ataques destacó un incendio en las oficinas electorales de Chuquisaca (sur), provocado por manifestantes que gritaban consignas contra el supuesto fraude, según mostraron redes de televisión.

    En los incidentes en torno al hotel donde sesionaban el TSE y el tribunal electoral de La Paz, hubo varios choques violentos de los que surgió herido con un corte en la cabeza Waldo Albarracín, rector de la universidad pública de la ciudad y uno de los más duros activistas contra la reelección de Morales.

    Las concentraciones de activistas opositores en torno a los centros de cómputo se repetían también en las ciudades de Cochabamba (centro) y Santa Cruz (sur).

    El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo a la televisión estatal que la Policía tenía órdenes de mantener el orden, evitando enfrentamientos entre ciudadanos.

    Tema:
    Tensa situación en Bolivia tras las elecciones generales (106)
    Etiquetas:
    protestas, Carlos Mesa, Evo Morales, segunda vuelta, elecciones presidenciales, elecciones generales, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik