23:33 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Protestas en Quito, Ecuador

    El líder sindical ecuatoriano promete que movilizaciones del 30 de octubre serán pacíficas

    © Sputnik / Marco Teruggi
    América Latina
    URL corto
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (252)
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La movilización nacional impulsada por los trabajadores ecuatorianos para el 30 de octubre será pacífica, dijo a Sputnik el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) de ese país sudamericano, Mesías Tatamuez.

    "No hay ningún escándalo sobre lo que será la movilización, porque será pacífica; está dentro de la Constitución; cuando se quiere buscar paz, se hacen marchas, cuando se quiere buscar trabajo, respeto a los derechos humanos, se hacen movilizaciones; eso es lo único que se está haciendo, no es para la violencia", afirmó el dirigente a esta agencia.

    Protestas en Quito
    © Sputnik / Marco Teruggi
    El 17 de octubre el FUT y la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), que agrupan a los principales sindicatos de trabajadores del país sudamericano, convocaron a una movilización nacional el 30 de octubre.

    Tatamuez dijo que la movilización está amparada en el artículo 98 de la Constitución, que garantiza el derecho a reclamar.

    Asimismo, aseveró que el Gobierno de Ecuador "no quiere conversar" cuando señala que hacer movilizaciones es un "error".

    El ministro de Finanzas, Richard Martínez, dijo el 17 de octubre en Twitter que el "FUT decide hacer una movilización cuando el país necesita trabajar y hacerlo en paz" y se preguntó si el "objetivo real" de ese sindicato es el diálogo.

    ​"¿Sabe quien no apuesta al diálogo? Los ministros, tienen desinformado al presidente; se nota en todo", dijo Tatamuez en respuesta a los dichos de Martínez.

    El líder sindical aseguró que es el Gobierno el que no quiere dialogar, ya que quiere prohibir las marchas.

    Tatamuez sostuvo que se tiene que impulsar un código laboral para respetar los derechos de los trabajadores, los derechos sindicales y las normas de la Organización Internacional del Trabajo, así como para crear empleo tanto para la juventud y para las mujeres.

    "No estamos pidiendo cosas del otro mundo; nadie está en contra del desarrollo del país, eso es lo que queremos que sepa el mundo, la violencia surge cuando los gobiernos violan los derechos de los pueblos. ¿Por qué en las protestas de las semanas hubo violencia? Porque el Gobierno sacó un decreto de toque de queda, que enfureció a la ciudadanía", expresó.

    Ecuador afronta dificultades fiscales y de endeudamiento externo, por lo que buscó la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) firmando un préstamo que incluye reformas y ajustes de gasto.

    Desde el 2 de octubre, el país se vio convulsionado por una serie de protestas en contra de la eliminación del subsidio a la gasolina de 87 octanos y al diésel, además de otras reformas financieras y laborales, decretadas por el presidente Lenín Moreno el día anterior.

    El domingo 13, con la mediación de la Organización de las Naciones Unidas, de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, y la veeduría de las diferentes funciones del Estado, los movimientos indígenas que encabezaban las protestas y el Gobierno llegaron a un acuerdo que puso fin a las manifestaciones anulando el decreto que eliminaba el subsidio al combustible.

    Según datos de la Defensoría del Pueblo, entre el 3 y el 13 de octubre, ocho personas murieron, 1.340 resultaron heridas y 1.192 detenidas, en el marco de las movilizaciones; también fueron heridos 94 policías.

    "¿Cómo no vamos a pelear para que haya trabajo? Pero para que haya trabajo tiene que mejorar la economía; la receta del FMI nos mandó al abismo, porque se impuso ante el pueblo, el Fondo siempre genera flexibilidad laboral y conflictividad social", reflexionó Tatamuez.

    En el comunicado del FUT y de la UGT se advierte que el Gobierno de Moreno busca imponer una reforma laboral.

    En una conferencia de prensa, Tatamuez dijo que los sindicatos y otros movimientos sociales mantienen el pedido para que se retiren del gabinete el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín y la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

    Los trabajadores sindicalizados se oponen a un paquete de reformas laborales que el Ejecutivo planea enviar a la asamblea, entre ellas una flexibilización en los horarios de trabajo.

    Tema:
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (252)
    Etiquetas:
    política interna, protestas, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik