02:40 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Carlos Romero Deschamps, exlíder nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana

    Trabajadores celebran renuncia de líder sindical petrolero de México

    © REUTERS / Edgard Garrido
    América Latina
    URL corto
    180
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La renuncia del líder nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, tras 26 años en el cargo, es "un avance en la lucha por la democracia" de ese gremio de más 96.000 obreros, dijo a Sputnik María de Lourdes Silva, promotora de una dirigencia alternativa.

    "La renuncia de Romero Deschamps es un gran avance en la lucha por la democracia sindical, pero nuestra batalla continúa para sacar a todo el Comité Ejecutivo Nacional corrupto", dijo "Lula", primera mujer en aspirar a dirigir ese sindicato como secretaria general.

    El secretario general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del STPRM renunció después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó el 16 de octubre que fue abierta una investigación contra el dirigente de 76 años, quien fue dos veces senador y dos veces diputado, y ocupó un asiento de la Cámara Alta hasta diciembre pasado.

    "Hay dos denuncias, dos informes, que se enviaron a la Fiscalía General de la República, no se congelaron sus cuentas (como publicó la prensa local), pero sí se enviaron las denuncias y los informes", dijo el gobernante en conferencia de prensa.

    La pesquisa sobre el líder petrolero, que no oculta su fortuna en propiedades y estilo de vida, "está relacionada con ingresos y obtención de recursos, básicamente, obtenidos de investigaciones o avisos de la Unidad de Inteligencia Financiera de la secretaría de Hacienda", detalló el jefe del Ejecutivo.

    La dirigente del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera, que se opone al grupo del dimitente, anunció a Sputnik que seguirá luchando "para que sean reformados los estatutos basados sindicales, en la nueva reforma laboral, que sean convocadas elecciones libres, con voto personal, libre, directo y secreto".

    Silva, quien encabeza una planilla alternativa, afirma que la dirigencia que encabezó Deschamps, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), "ya empezó una cadena de intimidaciones, chantajes y sobornos", de cara a un próximo proceso electoral en el sindicato de la principal empresa del país, la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

    Campaña de represalias

    "Lula" denuncia que en los últimos meses, lo integrantes de su movimiento y ella misma fueron objeto de amenazas y agresiones.

    El 23 de julio pasado, durante un mitin en la ciudad de Macuspana del petrolero estado de Tabasco (sureste), "un grupo de 60 golpeadores nos rodearon, nos acosaron y agredieron, resulté  lesionada en el cuello y una rodilla", denunció.

    La caída de Deschamps, a quien considera "un icono de la histórica corrupción", es un avance, pero además de la democracia sindical "se deben ajustar cuentas ante la fiscalía, no solo del secretario general, sino de todo su Comité Ejecutivo Nacional, no se puede ir solo, se deben marchar sus cómplices también", añadió la dirigente que comenzó su carrera en una planta refinadora de crudo.

    Lula estima que al menos medio centenar de líderes de los trabajadores de Pemex también se deben marchar.

    El CEN del sindicato petrolero está integrado por 20 dirigentes, además de los comisionados de las 36 secciones sindicales en todo el país.

    El Movimiento Nacional de Transformación Petrolera asegura que tiene representación con decenas de miles de seguidores entre los trabajadores.

    Esa organización fue uno de los principales bastiones del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que en el acto de toma de posesión de López Obrador movilizó a uno de los contingentes más numerosos.

    "Comienza un nuevo periodo de lucha sindical, los petroleros ya sabemos que ellos son la continuidad del viejo régimen de la opresión y la humillación" puntualizó la dirigente.

    Finalmente, expresó sus temores de que sus compañeros y ella misma sufran "los peores vejámenes" tras la dimisión del veterano y rudo líder sindical.

    "Nos han advertido de que incluso están preparando secuestrarnos, para obligarnos a sentarnos a negociar con Romero Deschamps, pero yo jamás entablaría un pacto con el jefe de un imperio de corrupción", terminó.

    López Obrador dijo que "no nos vamos a meter a poner el sustituto [del renunciante], eso lo tienen que resolver en el sindicato".

    Sobre las mencionadas investigaciones sobre presunto enriquecimiento ilícito, el jefe del Ejecutivo respondió a periodistas que "él sabrá cómo responder a las denuncias presentadas, sin que haya persecución, sino con apego a la legalidad".

    En caso de que las pruebas indiquen que es responsable de algún delito, "él va a resolver ese asunto".

    En unas elecciones impugnadas por los sindicalistas disidentes, Romero Deschamps fue elegido para continuar al frente del gigantesco sindicato hasta 2024, cuando termina el sexenio de López Obrador.

    Etiquetas:
    Carlos Romero Deschamps, petróleo, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik