03:17 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Jeringa (imagen referencial)

    Autoridades sanitarias de Cuba dudan que muerte de niña esté asociada a lote de vacunas

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — La muerte de una niña de un año en Cuba, después de la aplicación de una vacuna contra la parotiditis, la rubéola y el sarampión, no estaría asociada al lote de inyecciones, dijo Roberto Álvarez, jefe del departamento Materno Infantil del Ministerio de Salud al portal Cubadebate.

    "Hasta donde han avanzado las investigaciones, este evento (muerte de la niña) no está asociado al uso de ese lote de vacunas porque se han aplicado otras 43.630 dosis, y está focalizado en cinco niños vacunados en el Policlínico Betancourt Neninger del municipio de Habana del Este, provincia de La Habana", precisó el galeno al sitio web.

    Álvarez agregó que, no obstante, "la comisión investigadora continúa realizando sus indagaciones e investiga con profundidad, en estos momentos realiza exámenes de mucho rigor para llegar a una conclusión certera".

    El Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed) cubano había certificado que ese lote de la vacuna triple viral PRS, que es importada, mantenía sus condiciones y estaba apto para su uso.

    El director general del Cecmed, Rafael Pérez Cristiá, afirmó que "la reacción adversa es solo una parte del evento, el evento va más allá, es todo lo que sucede asociado al momento en que usted vacunó, está circunscrito a un policlínico, a un vacunatorio específico, que no es del lote, sino de las dosis que se aplicaron allí, es una cuestión puntual que se está investigando para determinar la real causa".

    El pasado 9 de octubre, la niña Paloma Domínguez, de un año de edad, murió debido a severas complicaciones y una disfunción multiorgánica.

    Al conocerse la reacción en cinco niños, la fallecida y otros cuatro vacunados en el mismo policlínico y que se mantienen hospitalizados, de ellos dos fuera de peligro y los otros dos evolucionando favorablemente, se creó una comisión ministerial para investigar las causas de esa reacción severa a las vacunas aplicadas.

    La vacuna triple viral PSR, contra la parotiditis, rubeola y sarampión, se aplica en la isla desde 1986 y solo este año, desde febrero y hasta el 7 de octubre, fueron aplicadas 43.630 dosis del mismo lote que se empleó en los cinco infantes afectados.

    Pérez Cristiá explicó a Cubadebate que hay otros lotes que actualmente están circulando dentro del sistema y no ha existido ningún evento adverso, solo las reacciones inherentes a la vacuna, cuya incidencia está por debajo de lo esperado.

    Belkys Galindo, epidemióloga del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, en La Habana, indicó que el Gobierno cubano creó en 1962 el Programa Nacional de Inmunización con la introducción de cinco vacunas, actualmente administra 11 que protegen contra 13 enfermedades y todos los años alcanza un 99,5% de cobertura en todo el país.

    El sistema de vigilancia activa de los eventos asociados a la vacunación que se realiza en la isla, no ha identificado ningún otro niño con síntomas adversos a la vacuna PSR.

    Etiquetas:
    sanidad, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik