En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    463
    Síguenos en

    La mitad de los jóvenes de Argentina son pobres y uno de cada 10 vive en la indigencia, una situación que se ha agravado seriamente en los últimos dos años, pero que no escapa a un problema estructural que arrastran todos los Gobiernos desde que existen estadísticas.

    "Si hay un derecho humano que está siendo violado con una tremenda profundidad es el tema que hemos visto en los últimos dos meses en las primeras planas de los medios de comunicación: el hambre en Argentina", declaró en una de sus intervenciones durante el primer debate presidencial el candidato de Alternativa Federal, Roberto Lavagna.

    ​Según el Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (ODSA-UCA), el 30% de los jóvenes y niños sufren inseguridad alimentaria y el 13% pasó hambre en algún momento del año.

    "Más del 30% de los hogares están recibiendo algún tipo de transferencia no contributiva del Estado, principalmente la Asignación Universal por Hijo, pero esto no alcanza para salir de la pobreza, sirve relativamente para que no aumente la indigencia, las necesidades alimentarias", explicó a Sputnik Eduardo Donza, investigador del ODSA-UCA.

    Asimismo, las crisis afectan más a las mujeres y los niños en un país donde sigue existiendo una enorme brecha salarial entre géneros y donde las madres son usualmente las responsables de la manutención del hogar. 

    En ese sentido, cuando las estructuras familiares son golpeadas por contextos de empobrecimiento masivo, las niñas y niños a cargo —y que generalmente son más numerosos que sus progenitores— representan un porcentaje mayor de la población en riesgo.

    Por eso es que si bien los datos oficiales registran que más del 35% de la población vive hoy por debajo de la línea de pobreza, el número asciende a 50% entre los menores de 18 años. Lo mismo ocurre con la indigencia: el porcentaje total ronda el 7% de la población, pero entre los más pequeños que no cubren la Canasta Básica Alimentaria sube a 11%.

    "En este esquema, que es un diagnóstico serio, se trata de transmitir que no depende solamente de un momento histórico o que lo va a resolver cierta presidencia de forma determinada; el Gobierno anterior no pudo, según estos indicadores este Gobierno empeoró mucho más la situación", evaluó Donza.

    La emergencia alimentaria y el piso de pobreza no son novedad

    A fines de septiembre de 2019, el Congreso nacional aprobó que se extienda hasta 2022 la Ley de Emergencia Alimentaria (vigente desde 2002), que dispone un aumento "como mínimo del 50% de los créditos presupuestarios vigentes del corriente año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición".

    Organizaciones sociales y comedores populares venían reclamando con movilizaciones masivas, acampes y cortes de calles el apoyo del Gobierno. Ante la crisis financiera nacional, se multiplicó  exponencialmente la demanda en los centros asistenciales que alimentan a niños y ancianos en las zonas más carenciadas del país, al mismo tiempo que la inflación destruye el poder adquisitivo de las familias más vulnerables.

    Desde la llegada al poder de Mauricio Macri en 2015, 3 millones de personas cayeron por debajo de la línea de pobreza en Argentina y se estima que alcance el 40% de la población con los registros actualizados a fines de 2019. En los últimos 30 años, la tasa de pobreza medida por ingresos nunca fue menor al 25%. 

    Entre 1983 y 2018, la pobreza solo tuvo grandes caídas como rebote de las dos crisis macroeconómicas profundas que vivió el país, a finales de la década de 1980 y a partir de la gran crisis de principios de los 2000, según un estudio del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

    Lavagna, economista respetado por todo el arco político, realizó un grave diagnóstico durante el debate, en el que acusó tanto al kirchnerismo como al macrismo de la situación actual: "Argentina es excepcional por la positiva debido a la cantidad de recursos naturales, humanos e incluso de capital con los que cuenta, y por la negativa porque es la única economía de estas características en el mundo que lleva ocho años de estancamiento”.

    "Esta diferencia tremenda entre el potencial que tiene el país y la realidad está hablando de graves errores de política económica. Fueron dos gobiernos distintos con políticas opuestas, pero obtuvieron el mismo resultado, que fue la caída del ingreso de todos los argentinos", remarcó el candidato del peronismo no kirchnerista. 

    Etiquetas:
    elecciones, hambre, pobreza infantil, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook