En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (ACREES), que hizo parte de las marchas estudiantiles en Bogotá, destacó que se realizaron más de quince movilizaciones en el país y que la mayoría fueron pacíficas, pese a los desmanes registrados en algunas ciudades.

    "Balance de la marcha estudiantil: 1. Más de 15 movilizaciones masivas, creativas y pacíficas. 2. Enviamos contundente mensaje al gobierno de Iván Duque por cumplimiento total del acuerdo. 3. Realizaremos balance junto a otros sectores para programar más actividades", indicó ACREES en su cuenta de la red social Twitter.

    ​El 10 de octubre, los estudiantes universitarios, que sumaron diez mil en Bogotá, protestaron con sendas marchas por las principales vías de la ciudad contra la corrupción en las universidades publicas y por lo que dicen es el incumplimiento del Gobierno con acuerdos pactados en diciembre último para financiar la educación superior.

    Sin embargo, al final de la tarde, varios hombres encapuchados atacaron con piedras y bolas de pintura edificaciones, estaciones de transporte y a agentes de la Policía en cercanías de la Plaza de Bolívar y en la plaza misma, en el centro histórico de la ciudad, por lo que miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía debieron intervenir y dispersaron la protesta con gases lacrimógenos y granadas de aturdición.

    Mientras, en otras ciudades también se presentaron enfrentamientos entre estudiantes y agentes del ESMAD.

    Uno de los líderes de la protesta, Alejandro Palacio, presidente de ACREES y representante Estudiantil Consejo Superior de la Universidad Nacional (estatal), rechazó los hechos violentos en Bogotá y destacó que fueron producidos por unas pocas personas, las cuales incluso fueron diezmadas por los propios estudiantes que participaron de la movilización.

    "Rechazamos los hechos de violencia y destacamos que la movilización en su gran mayoría fue pacífica; los estudiantes nos movilizamos por todo el país de manera pacífica, y hacemos un llamado al Gobierno para que cumpla los acuerdos", dijo Palacio al telenoticiero CityTv.

    Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, también se pronunció sobre los actos y afirmó que si bien "la protesta pacífica es un derecho, lo que no está permitido es el vandalismo y la violencia".

    Asimismo, se solidarizó con el reclamo de los estudiantes para un manejo transparente de los recursos para el sector de la educación superior en el país.

    "Por supuesto que yo acompaño las voces de los estudiantes cuando reclaman que haya mayor y total transparencia en el manejo de los recursos. Ese es un compromiso con el cual el Gobierno también se sintoniza y trabaja todos los días. Queremos que esos recursos lleguen realmente a mejorar la formación de nuestros estudiantes", dijo Duque en declaraciones difundidas por la Presidencia de Colombia.

    Sindicatos, así como organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos que también hicieron parte de las marchas en varias ciudades de Colombia, anunciaron que prevén nuevas movilizaciones el 17 de octubre, el 21 de noviembre y el 10 de diciembre para exigir, entre otras, solución a los conflictos laborales y el cese de asesinatos de líderes sociales. 

    Etiquetas:
    protestas, Colombia, estudiantes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook