En directo
    América Latina
    URL corto
    110
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El senador de izquierda Iván Cepeda denunció que circula en medios de comunicación y redes sociales una campaña de desprestigio contra la investigación que desarrolla la Corte Suprema de Colombia al expresidente derechista Álvaro Uribe por soborno y fraude procesal, motivada con el fin de "diluir" su responsabilidad.

    "Una agresiva y desleal campaña se ha desplegado en los medios de comunicación, las redes sociales y las plazas públicas de algunas ciudades del país, en la que se han empleado toda clase de mentiras para descalificar la labor investigativa del Alto Tribunal", señaló Cepeda en un comunicado.

    Según Cepeda, del partido Polo Democrático (izquierda), dicha campaña busca "poner en duda la probidad de los magistrados (y) tergiversar las pruebas (...) con el fin de diluir la responsabilidad y sembrar la confusión en la opinión pública, haciendo aparecer como perseguido a quien no lo ha sido ni lo es".

    En ese sentido, y ante la posibilidad de que este 7 de octubre y el 8 de octubre se den marchas en favor de Uribe en varias ciudades del país, Cepeda pidió que se guarde "absoluto respeto" por la independencia de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que investigan al expresidente.

    Uribe deberá asistir a las 08.00 hora local (13.00 GMT) del 8 de octubre ante dicha Corte para comparecer en una indagatoria por la investigación que ese tribunal realiza desde el 24 de julio de 2018, fecha en la que el entonces magistrado José Luis Barceló, de la Sala Penal, consideró que había elementos para investigar al senador por soborno y fraude procesal.

    Según la Corte, Uribe intentó que el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve se retractara de una versión que lo vincula con el origen de grupos de autodefensas en el departamento de Antioquia (noroeste), las cuales se desmovilizaron en el año 2006, durante el segundo periodo como presidente de Uribe (2002-2010).

    La investigación contra Uribe surgió luego de que el expresidente denunció a Cepeda por crear falsos testigos en su contra, pero la Corte encontró elementos que permiten creer que, por el contrario, es Uribe quien buscó presionar a exparamilitares para que declararan contra el senador de izquierda.

    A raíz de esos hallazgos, la Corte abrió dos investigaciones, una por esa causa (la cual se encuentra en etapa preliminar) y otra porque presuntamente presionó al exparamilitar Monsalve para que se retractara, caso por el cual debe comparecer el 8 de octubre.

    La Corte Suprema de Justicia cuenta con al menos 14 casos contra Uribe, pero sólo en el del 8 de octubre hay una investigación formal.

    Cepeda, por su parte, indicó este 7 de octubre en su comunicado que ni él ni ninguno de sus abogados asistirá a la audiencia de indagatoria a Uribe "para evitar toda acción que pudiera ser interpretada como un intento por perturbar o interferir con el normal desarrollo de la instrucción".

    Asimismo, Cepeda recordó que desde el pasado agosto, cuando se programó la audiencia a Uribe, hizo un llamado al partido Centro Democrático (derecha), que lidera el expresidente, para "evitar las presiones mediáticas o políticas que atentaran contra la independencia y la dignidad de la Corte y de sus magistrados".

    Por último, hizo un llamado para que "se guarde absoluto respeto por la independencia de los magistrados que deben tomar decisiones en este trascendental proceso".

    La audiencia del martes será presidida por el magistrado César Augusto Reyes Medina, quien lidera la investigación y ante quien declarará Uribe, quien acudirá con su abogado, Jaime Granados.

    La defensa del exmandatario sostiene que, en la instrucción, se adulteraron transcripciones y se realizaron interceptaciones telefónicas ilegales al expresidente, que el exparamilitar Monsalve fue quien buscó retractarse de su declaración por iniciativa propia y que a Uribe no se le respetó el debido proceso, ya que fue llamado a indagatoria antes de ser escuchado en versión libre.

    Después de la indagatoria del martes, que se prevé tome varias horas, la Corte Suprema de Justicia se tomará varias semanas para decidir si los elementos que tiene contra Uribe son suficientes para seguir la investigación o si la archiva, y si es necesario o no que mientras prosigue la investigación el senador sea detenido por las autoridades.

    La Corte también debe definir si llama a juicio a Uribe, cuyo fallo puede tomar varios años.

    Esta es la primera vez en Colombia que un expresidente debe rendir indagatoria ante dicho tribunal.

    Etiquetas:
    Álvaro Uribe Vélez, denuncia, Colombia, Corte Suprema de Justicia de Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook