En directo
    América Latina
    URL corto
    101
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Los ataques de xenofobia que sufren venezolanos en Perú son amparados por el Gobierno de esa nación andina, para aislar diplomáticamente a Caracas e impedir el libre movimiento de sus ciudadanos, dijo en entrevista con Sputnik el integrante de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Julio Chávez.

    "Esos ataques xenófobos que están ocurriendo en Perú vienen directamente desde el Gobierno, desde sus instituciones, de sus Fuerzas Armadas (…) todos esos ataques xenófobos desde el Estado buscan aislar diplomáticamente, para impedir que los venezolanos se puedan movilizar", expresó.

    El 28 de septiembre, un grupo de peruanos marchó en la localidad de Tacna (sur) contra el ingreso de venezolanos a esa nación, a quienes acusan cometer de delitos, situación que ha incrementado el odio hacia los migrantes.

    A juicio del integrante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), los ataques contra venezolanos generarán una reacción de los ciudadanos en el mundo que rechazan la imposición de una política xenófoba.

    "Eso va a generar una respuesta de los pueblos de la región, que realmente no están dispuestos a aceptar que se imponga una política xenófoba desde los gobiernos, porque eso es contrario a los derechos universales y al derecho internacional y viola flagrantemente todas las normativas de coexistencia pacífica", acotó.

    Ante los sucesos que se han registrado en los últimos días, el Gobierno venezolano dispuso la misión consular en Lima, para que sus connacionales puedan denunciar cualquier ataque de xenofobia del cual sean víctimas en esa nación.

    "Los ciudadanos venezolanos en Perú cuentan con el personal de nuestra Misión diplomática y consular en Lima para atender y procesar sus denuncias ante acciones de discriminación y xenofobia. Los Derechos Humanos de nuestros compatriotas serán defendidos con dedicación y rigor", indicó el canciller Jorge Arreaza.

    Además, este 2 de octubre el Gobierno de Nicolás Maduro condenó que Perú impidiera el ingreso a ese país de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano.

    Los funcionarios llegaron a Lima para acudir a la segunda reunión preparatoria de la XX Cumbre Judicial Iberoamericana, que se realiza en ese país hasta el 4 de octubre.

    Al arribar al aeropuerto las autoridades migratorias notificaron a los funcionarios del TSJ que no podrían ingresar al país y se les obligó a retornar a Venezuela, bajo los argumentos de "restricciones migratorias ordenadas por el Gobierno del Perú".

    Chávez considera que las agresiones desde Lima, obedecen al rechazo del Gobierno de esa nación por las políticas sociales que adelanta el presidente Maduro en Venezuela.

    "Se trata de Venezuela, de un Gobierno que desde el punto de vista de las políticas sociales es insuperable en la región (…) Somos un mal ejemplo para las políticas neoliberales, somos una suerte de amenaza a esos gobiernos neoliberales y tratan de aislar a Venezuela, sobre esta base creando una situación xenófoba que recuerda prácticas fascistas", acotó.

    El Ejecutivo venezolano también denunció el pasado 28 de septiembre, que el Gobierno y empresas peruanas obstaculizaron el abastecimiento de combustible para el vuelo humanitario del programa denominado Plan Vuelta a la Patria, a través del cual repatriarían a 100 connacionales que esperan retornar a su país.

    Crisis política

    El integrante de la ANC manifestó que la crisis política que atraviesa Perú, forma parte de la "descomposición" del Grupo de Lima.

    "Esa crisis política que se ha desatado en Perú es una expresión de las contradicciones y la descomposición que a lo interno del Grupo de Lima se avecina, a partir de que son gobiernos desvinculados de sus pueblos, arrastrados a los intereses imperiales, que no le importa para nada el bienestar de sus pueblos, están más atentos y pendientes de abultar sus bolsillos, de ampararse en la corrupción", sostuvo.

    El Grupo de Lima, que incluye a Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Guyana, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, se creó en 2017 para poner fin a la crisis en Venezuela.

    La mayoría de los estados miembros del grupo respaldan al líder opositor y autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó.

    Chávez dijo que Perú "atendiendo a las directrices del Departamento de Estado Norteamericano ha venido arremetiendo y agrediendo política y diplomáticamente a Venezuela".

    El presidente del Perú, Martín Vizcarra, ordenó disolver el Congreso de la República y convocar elecciones legislativas para el 26 de enero de 2020.

    Etiquetas:
    xenofobia, migrantes, Perú, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook