En directo
    América Latina
    URL corto
    313
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que refrendará una "línea de crédito flexible" por hasta 74.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pactada hace décadas pero nunca utilizada.

    La línea de crédito a disposición de las autoridades financieras mexicanas "se suscribió hace tiempo y nuestros técnicos recomiendan que se mantenga, para no generar ninguna inestabilidad ni nerviosismo, vale más que sobre y no que falte, que se tenga allí", explicó el jefe de Estado en conferencia de prensa en el Palacio Nacional, sede del Gobierno.

    FMI
    © Sputnik / Natalya Seliverstova
    Añadió que "es un fondo que no se utiliza, que no se ejerce, es para tener solidez en las finanzas públicas ante alguna contingencia".

    El mandatario explicó que la llamada línea de crédito flexible, que el FMI ofreció a varios países después de la recesión de 2008 y 2009 generada por la crisis financiera internacional "no es contratar deuda, es un acuerdo que se tiene de hace tiempo y se va a ratificar si el Fondo Monetario así lo quiere".

    Las reservas internacionales de México son elevadas y reportaron un saldo de 180.019 millones de dólares al 20 de septiembre de este año, lo que significó un incremento semanal de 272 millones de dólares, informó la semana pasada el banco central.

    Política de austeridad

    López Obrador explicó que este año la deuda pública no va a ser mayor que en 2018 en términos reales.

    "No estamos financiando el gasto con deuda, sino fundamentalmente con ahorros, con no permitir la corrupción y con llevar a cabo un Gobierno austero, sin excesos", prosiguió en su explicación.

    El jefe del Poder Ejecutivo relató que "es muy sencillo explicar" la política de "austeridad".

    Expuso que el presupuesto aprobado por el Congreso para los gastos operativos de su administración fue el equivalente a más de 150 millones de dólares y que este año ejercerá solo poco más de 50 millones de dólares, es decir, un ahorro de más de 100 millones.

    "Y así [ahorra] todo el gobierno, es lo que nos permite financiar los programas de bienestar y el desarrollo", prosiguió.

    López Obrador recordó que las calificadoras de riesgo se refirieron a una baja de la nota de la deuda soberana de México por temor a una recesión y afirmó que la economía del país "está solida, no tenemos ningún asomo de crisis, ni de recesión".

    El presidente dijo que el banco central bajó la tasa de interés de referencia por segunda vez consecutiva la semana pasada, a 7,75%, considerando que "la economía está fuerte".

    "Al FMI le da confianza el Gobierno de México y consideran que se puede mantener ese fondo, no gastar ese dinero de crédito o aumentar la deuda, tenemos un compromiso de no aumentar la deuda pública", subrayó.

    Las advertencias de recesión surgieron luego de que en el primer trimestre de este año la segunda economía latinoamericana sufrió una contracción de 0,2%, y en el segundo trimestre registró un estancamiento absoluto de 0,0 por ciento.

    México quedó a un paso de la "recesión técnica" que se decreta cuando ocurren dos trimestre con contracción de la actividad económica, pero el presupuesto para 2020 contempla un superávit primario de 0,7 puntos del producto interno bruto.

    Etiquetas:
    austeridad, economía, crédito, Fondo Monetario Internacional (FMI), Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik