07:56 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Una demostración en conmemoración de la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner en Asunción, Paraguay (archivo)

    Autoridades paraguayas analizan convertir casa de exdictador Stroessner en un memorial

    © AFP 2019 / Norberto Duarte
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Autoridades de Paraguay analizan convertir la casa del exdictador Alfredo Stroessner (1954-1989), donde hace unos semanas se encontraron restos humanos, en un memorial, dijo a Sputnik el jefe de la Dirección de Memoria Histórica de Paraguay y experto forense, Rogelio Goiburú.

    "El intendente de Ciudad del Este me invitó en estos días para ver la posibilidad de que la casa se convierta en un sitio de memoria teniendo en cuenta que es la propiedad de uno de los dictadores más degenerados de toda América Latina, porque además violaba criaturas", dijo a esta agencia Goiburú.

    El 4 de septiembre, personas sin hogar que ocupaban desde el 24 de agosto el inmueble que fue propiedad del exdictador encontraron restos óseos en un baño.

    La casa queda a 360 kilómetros de Asunción, hacia el este del país, con frontera entre Brasil y Argentina.

    Goiburú dijo que luego de analizar los huesos e interrogar la gente que está ocupando el predio, el equipo de investigación llegó a la conclusión de que los cráneos fueron "traídos de otro lugar".

    Si traen cuerpos de otro lado, no se puede estar pensando que sean cuerpos de desaparecidos, explicó el especialista.

    "La posibilidad de que sean desaparecidos es muy lejana porque recibimos la denuncia de que varias tumbas han sido profanadas en Ciudad del este. Permanentemente se profanan tumbas, porque seguramente es gente necesitada, que trabaja ahí mismo en el cementerio y vende huesos a los estudiantes de medicina de Brasil y Paraguay", agregó.

    La gente que vive en el predio de la casa, que son al rededor de 180 familias sin techo, dicen que han puesto los huesos allí para tratar de frenar el desalojo, debido a que la familia de Stroessner sigue siendo la propietaria del lugar, explicó Goiburú.

    "Esta situación, para los que somos familiares de desaparecidos, nos entristeció un poco pero pensamos que en ese predio al que perteneció Stroessner bien podría albergar bajo la tierra cuerpos de desaparecidos. No podemos descartarlo. Hasta el momento no tenemos testimonios de testigos calificados que haya visto cuando se enterraban las personas", agregó.

    Falta de presupuesto

    Goiburú, quien también es hijo de un desaparecido, denunció que en Paraguay existe falta de presupuesto para realizar investigaciones sobre el pasado reciente.

    "Nosotros estamos batallando contra un Estado y un Gobierno que no tiene interés de apoyar esta causa. Estoy hace 13 años buscando a los desaparecidos y hasta ahora no hemos tenido una línea presupuestaria. Permanentemente hemos estado mendigando", dijo el especialista.

    Afirmó que en la dirección en donde trabaja hay tres personas, dos que son parte del Estado y una que realiza las investigaciones por cuenta propia.

    "No tenemos más funcionarios porque el Estado no nos da recursos. Recordemos que el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, es el hijo de quien fue el secretario privado de Stroessner durante toda la dictadura. Empeoró la situación desde que asumió Abdo Benítez", agregó.

    Aseveró que este 27 de septiembre se reunirá con funcionarios del Estado para pedir que se incorpore una línea presupuestaria.

    "Estamos pidiendo un mínimo de 30.000 dólares por año y un máximo de 60.000. Esto es una causa para nosotros. Queremos que las familias puedan hacer su duelo y estamos rescatando la historia de tantos luchadores que han sido capaces de dar su vida por un ideal, por un Paraguay libre y democrático con justicia social. Vamos a seguir siempre a pesar de todas las dificultades", agregó.

    Stroessner fue uno de los impulsores del Plan Cóndor, una operación de los servicios de inteligencia de las dictaduras de Brasil, Paraguay, Argentina, Uruguay y Chile en los años 70 y 80 para perseguir y eliminar a sus opositores, en su mayoría de izquierda, que dejó miles de muertos y desaparecidos.

    En 1989 fue derrocado mediante otro golpe de Estado y se exilió en Brasil, donde murió en 2006, con 93 años, debido a complicaciones tras una cirugía.

    Durante los 35 años de Gobierno de Stroessner, 19.862 personas fueron detenidas en forma arbitraria o ilegal, 18.772 fueron torturadas, 59 ejecutadas extrajudicialmente, 336 desaparecidas y 3.470 exiliadas, según la Comisión Verdad y Justicia de Paraguay.

    Además, 99.312 familiares o personas allegadas sufrieron algún perjuicio por las detenciones o torturas y otros tratos o penas crueles aplicados.

    Tres décadas después se han encontrado 37 cuerpos y sólo 4 han podido ser identificados, informó Goiburú.

    Etiquetas:
    restos, dictadura, Alfredo Stroessner, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik