En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de Bolivia anunció que ha logrado importantes avances en el diseño de un plan "postincendios" permanente, para restaurar las tierras tropicales afectadas por las quemas descontroladas de este año y evitar desastres ambientales parecidos en el futuro.

    "Sabemos que cada año, con diferente intensidad, nos vamos a enfrentar a esta situación y por eso es importante una agenda de postincendio, que definimos de la manera más consensuada posible", dijo a reporteros el ministro de Comunicación, Manuel Canelas.

    El funcionario hizo esa declaración luego de un informe del comandante de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, que dio por "controlados pero no extinguidos" los incendios remanentes en el departamento de Santa Cruz (este), donde según un último cálculo oficial el fuego arrasó más de tres millones de hectáreas en los dos últimos meses.

    Coincidiendo con el jefe militar de las operaciones de apagado de incendios, Canelas dijo que "se han reducido sustancialmente los focos de calor, pero no hay que descuidarse".

    El portavoz gubernamental dijo que el plan de recuperación y prevención fue uno de los temas destacados de la reunión semanal del gabinete ministerial de Evo Morales en la Casa Grande del Pueblo, la sede presidencial.

    Indicó que el Gobierno elabora el denominado "Plan de acción postincendio, aguas y bosques" en estrecha coordinación con agroempresarios, campesinos, comunidades indígenas y la cooperación internacional con miras a "mejorar la capacidad que tenemos de respuesta coordinada".

    El Gobierno boliviano dispuso a mediados de agosto una movilización sin precedentes de personal militar, policial y voluntarios, apoyados por una flotilla de aviones y helicópteros, para apagar los incendios que por entonces habían arrasado medio millón de hectáreas de bosques y pastizales de Santa Cruz.

    Pero la persistente sequía, los vientos y el aumento de temperaturas por el fin del invierno multiplicaron luego esos incendios en la región cruceña de Chiquitanía, mientras Bolivia aceptaba una creciente ayuda internacional que en principio había descartado.

    Canelas destacó el apoyo de organismos internacionales en la formulación y eventual financiamiento del plan "postincendio", entre ellos la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

    Dijo que las acciones de recuperación incluirán programas de reforestación, restauración de acuíferos, dotación de agua potable, reconstrucción de viviendas quemadas y reinserción de millares de animales salvajes acogidos en albergues improvisados durante el combate a los incendios.

    El comandante Kaliman dijo a la radio estatal que este 25 de septiembre todavía continuaban "a plena capacidad" las tareas de apagado de los incendios por tierra, con unas 6.000 personas, y por aire, con una veintena de helicópteros y aviones bomberos, entre estos últimos un Boeing 747 SuperTanker arrendado por el Gobierno y un Ilyushin prestado por Rusia.

    "Las condiciones climáticas han comenzado a mejorar, hay un leve aumento de la humedad, y esperamos lograr en los próximos días el apagado total de los fuegos remanentes, y por total decimos que no queden ni brasas", afirmó Kaliman.

    Añadió que la operación terrestre ha sido reforzada en la última semana con maquinaria pesada para la apertura de brechas cortafuegos de decenas de kilómetros de longitud.

    Etiquetas:
    tierras, bosque, medioambiente, restauración, Bolivia, incendios forestales, amazonía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook