En directo
    América Latina
    URL corto
    2200
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — Diplomáticos estadounidenses y canadienses que trabajaban en La Habana, Cuba, pueden haberse enfermado debido a una neurotoxina utilizada en la fumigación con pesticidas y no por presuntos ataques sónicos, según un estudio clínico encargado por el Gobierno de Canadá y revelado por un medio local.

    "Si bien demostrar que la fuente de exposición y la causa de la lesión es difícil, si no imposible en este momento, los registros de la embajada muestran un aumento significativo en la fumigación en los últimos años con exposición semanal a dosis altas de pesticidas en y alrededor de las residencias de muchos diplomáticos", dice el informe fechado el 24 de mayo y que divulgó el programa de TV Enquête de la cadena CBC.

    En agosto de 2017, el Departamento de Estado de EEUU dijo que casi dos docenas de diplomáticos que trabajaban en su embajada en Cuba se vieron afectados por un incidente que se atribuyó a un misterioso dispositivo de audio y algunos de ellos sufrieron pérdida auditiva permanente y posibles lesiones cerebrales.

    La fumigación en Cuba aumentó en 2016 debido a que el Gobierno se movilizó para combatir la propagación del virus de zika, según el informe.

    Los diplomáticos canadienses pueden haber estado más expuestos a los agentes neurotóxicos durante la fumigación de rutina que dentro y alrededor de sus casas, según el informe, en que el que se agregó que los síntomas experimentados por los diplomáticos y sus familias parecen los sufridos por exposición a dosis bajas.

    El estudio clínico fue realizado por un equipo de investigadores del Centro de Reparación Cerebral de la Universidad Dalhousie y la Autoridad de Salud de Nueva Escocia.

    En el estudio participaron 25 individuos "expuestos", incluidas 11 personas que nunca vivieron en La Habana, según el informe.

    Etiquetas:
    ataques sónicos, fumigación, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik