Widgets Magazine
10:51 GMT +317 Octubre 2019
En directo
    Una playa en Big Corn Island

    Corn Islands, un paraíso en Nicaragua para turistas nacionales y extranjeros (fotos)

    © Sputnik / Magda Gibelli
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 50
    Síguenos en

    CORN ISLANDS, NICARAGUA (Sputnik) — A 347 kilómetros de Managua, el Caribe nicaragüense oculta lo que turistas consultados por Sputnik describieron como un paraíso: las Islas de Maíz o Corn Islands.

    Es un idílico lugar de arenas blancas y cálidas aguas turquesa que intenta sobreponerse de la caída del turismo, causada por la inestabilidad política en este país.

    "Estar aquí es como venir a un paraíso: la gente es amable, el agua siempre es tan agradable que no provoca salir, y los hoteles de la zona también se esfuerzan por atender bien al turista", dijo a Sputnik Raquel López, habitante del departamento de Matagalpa (centro-norte).

    Cuando el pequeño avión que parte de Managua empieza a acercase al archipiélago, integrado por Big Island y Little Island, comienza el deleite visual; sus aguas transparentes resaltan desde las alturas y da la impresión de que es posible ver lo que hay al fondo del mar.

    Al llegar, los pobladores reciben a los turistas y se esfuerzan por hacerles sentir a gusto.

    • Vista de Big Corn Island
      Vista de Big Corn Island
      © Sputnik / Magda Gibelli
    •  Vista de Big Corn Island
      Vista de Big Corn Island
      © Sputnik / Magda Gibelli
    • Puesta del sol en Big Corn Island
      Puesta del sol en Big Corn Island
      © Sputnik / Magda Gibelli
    • Residentes de Big Corn Island
      Residentes de Big Corn Island
      © Sputnik / Magda Gibelli
    1 / 4
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Vista de Big Corn Island

    Una pequeña calle asfaltada conduce hacia los principales hoteles; durante el recorrido siempre le acompaña, a un lado de la vía, las turquesas aguas de Great Island, donde se encuentra el aeropuerto, y del otro las coloridas casas de sus pobladores.

    Septiembre es el mes de las lluvias: en esos días los vientos y la inestabilidad del clima alejan un poco a los turistas, que prefieren visitarlas entre noviembre y abril.

    Dean Cavey, turista francés que frecuenta Little Corn Island desde hace tres años, contó a Sputnik que él prefiere viajar en días de lluvia.

    "La mayoría viene aquí en noviembre, enero, febrero y abril, pero yo prefiero estos días, porque somos pocos los turistas; las playas, los hoteles… todo está en calma, la gente está en su vida, en sus rutinas; tengo tres años viniendo aquí y me he sentido muy feliz, porque pudo bucear, nadar y no hay peligro, y si llueve sus aguas no son frías, así que igual me puedo bañar", dijo.

    Buceo respetuoso

    Little Corn Island es pequeña, como su nombre lo indica: tiene solo 2,9 kilómetros cuadrados, y es posible atravesarla de un extremo a otro caminando a buen ritmo, en unos 10 minutos.

    Un barco pescadero cerca de Big Corn Island
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Un barco pescadero cerca de Big Corn Island

    Esta parte del archipiélago ofrece opciones de buceo y esnórquel, para quienes por primera vez intenten sumergirse en sus aguas; cuenta con instructores y por 70 dólares es posible disfrutar de un paseo subacuático y observar peces coralinos y tiburones enfermera.

    Sin embargo, los encargados de llevar a los turistas por el recorrido advierten que quienes deseen bucear deben ser respetuosos con los arrecifes y los peces, porque el comportamiento abusivo de algunos ha puesto en riesgo el ecosistema de la zona.

    Una lancha cerca de Big Corn Island
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Una lancha cerca de Big Corn Island

    En 2015, un grupo de biólogos instaló en sus aguas un arrecife artificial para contribuir a la protección y refugio de sus especies de fauna y flora, pues algunas están en peligro por la sobrepesca, o captura, así como el mal uso de algunas técnicas que dañan los bancos de peces y arrecifes naturales.

    Refugio de paz

    Francisco Gutiérrez, residente de Managua, viajó junto a su esposa e hijas a Corn Islands para buscar un "refugio de paz".

    "Cuando estamos muy cargados por trabajo o incluso en medio de complicaciones políticas en el país, este ha sido nuestro refugio, porque aquí siempre se respira paz, seguridad, y lo mejor mi hija de dos años disfruta estas playas que son como una piscina", explicó Gutiérrez.

    Y es que, en el mes de septiembre las playas de la isla están casi exclusivas para el turistas que las visita, y por la noche el silencio y el sonido de los grillos, solo invitan al descanso.

    Residentes de Big Corn Island
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Residentes de Big Corn Island

    También hay restaurantes, pequeños hoteles organizados y atendidos por los pobladores, así como algunos restaurantes y cafés de extranjeros que se han decidido vivir en estas islas y que ofrecen platillos internacionales, muchos de ellos a base de langosta.

    Pero el mejor Rondón, un platillo asopado típico de las Corn Islands, preparado con crema de coco, langosta, pescado y verduras, lo preparan los pobladores con una receta que ha pasado de una generación a otra.

    Residentes de Big Corn Island
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Residentes de Big Corn Island

    En el suroeste de Big Corn Island (de 10 kilómetros cuadrados), se encuentra el hotel Arenas Beach, que posee acceso directo a una playa que se asemeja a una piscina por el color y lo tranquilo de sus aguas; allí el personal del lugar ofrece atención y servicio de restaurante a los turistas, así como cabañas equipadas con televisión por cable, aire acondicionado y agua caliente.

    Caída del turismo

    Por la playa, es habitual ver transitar a los pobladores; la mayoría son pescadores o trabajan en el puerto, y hablan inglés creole.

    Uno de ellos que se identificó como Santo Caponne, y contó a Sputnik que a diario acude a esta playa acompañado de su perro y caballo, con el que también ofrece paseos por la playa a los turistas.

    Santo Caponne, residente local, con el caballo en el mar cerca de Big Corn island
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Santo Caponne, residente local, con el caballo en el mar cerca de Big Corn island

    "Yo soy de aquí y en toda la isla me conocen, somos gente muy afectiva con los turistas; yo traigo a mi caballo y lo llevo a conocer toda la isla en él, pero últimamente no vienen casi, y eso es menos dinero para nosotros", explicó.

    Leslie Coe, gerente general de Arenas Beach, explicó a Sputnik que los propietarios de los hoteles de la entidad en lo últimos meses han tenido que costear los gastos de los complejos turísticos para no cerrar.

    "Algunos no están operando; otros, como nosotros, estamos sacando de nuestros bolsillos para mantener las instalaciones, esperando que esto se recupere pronto", expresó.

    Por su parte, la ministra de Turismo, Anasha Campbell, durante la realización de una feria internacional para ese sector, con más de 80 expositores nacionales, entre el 6 y 7 de septiembre en Managua, explicó a Sputnik que al Gobierno le interesa reimpulsar el sector.

    Un chico pescando en Big Corn Island
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Un chico pescando en Big Corn Island

    "Estamos intentando reimpulsar el turismo a los niveles de 2017, cuando se ha posicionado como uno de los principales rubros de ingresos en el país, por encima de muchos productos tradicionales como el café, el oro, la carne, y represente alrededor del 5 y el 7% de toda la economía del país", expresó.

    No obstante, el conflicto político que golpeó a Nicaragua desde abril de 2018 alejó a muchos turistas de sus destinos.

    En tal sentido, Campbell indicó que en este momento "es importante mostrar al mundo que Nicaragua está bien, sus calles están tranquilas, sus carreteras ofrecen seguridad".

    Vista de Big Corn Island
    © Sputnik / Magda Gibelli
    Vista de Big Corn Island

    "Nicaragua, es el país más grande Centroamérica y reúne en territorio una serie de actividades de patrimonios naturales y culturales impresionantes; poseemos costas en el pacífico, como en el Caribe, ciudades coloniales, lagos, lagunas, ríos, volcanes, cascadas, selvas, montañas y una gran riqueza cultural, de esa mezcla de herencia indígena, europea y afrocaribeña", indicó.

    Además, señaló que el turista tiene la posibilidad de recorrer Granada, ciudad colonial fundada de 1524, visitar el volcán Masaya, que tiene cinco cráteres y lagos de lava viva, o realizar actividades como volcano boarding, en el que pueden lanzarse en una tabla desde la cima del volcán Cerro Negro, o bucear en lagunas volcánicas.

    De acuerdo con las cifras que maneja el Ministerio de Turismo, el 80% de la industria está a cargo de nicaragüenses.

    Campbell destacó que, en 2017, llegaron al país casi dos millones de visitantes, lo que significó un ingreso de 840 millones de dólares para el país, y representa un crecimiento del 200% del turismo, respecto a 2006.

    Etiquetas:
    América Central, buceo, turistas, turismo, Centroamérica, Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik