En directo
    América Latina
    URL corto
    251
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La procuradora general de Brasil, Raquel Dodge, se despidió de su cargo con un discurso en el Supremo Tribunal Federal en el que pidió que la sociedad civil esté atenta y proteja la democracia del país de los ataques que viene sufriendo.

    "Quiero hacerles una petición muy especial, que también dirijo a la sociedad civil y a todas las instituciones: protejan la democracia brasileña, tan arduamente erguida, en caminos de avances y retrocesos, pero siempre bajo el norte de que es el mejor modelo para construir una sociedad de más elevado desarrollo humano", dijo.

    También solicitó de forma específica a los jueces del Supremo Tribunal, el máximo órgano judicial del país, que no bajen la guardia ante los ataques a la democracia brasileña, aunque no citó ningún hecho concreto.

    "Hago un alerta para que estén atentos a todas las señales de presión sobre la democracia liberal, ya que en Brasil y en el mundo surgen voces contrarias al régimen de las leyes, al respeto a los derechos fundamentales y al medio ambiente sano también para las futuras generaciones", afirmó la procuradora.

    Dodge recordó que tanto el Supremo como el Ministerio Público tienen mucha responsabilidad para accionar el sistema de frenos y contrapesos, hacer que se respete la Constitución y proteger el derecho y la seguridad de las minorías.

    La fiscal general remarcó que si el esfuerzo del siglo XX fue levantar la democracia liberal, el esfuerzo de este siglo XXI es "evitar que muera".

    Esta semana, uno de los hijos del presidente Jair Bolsonaro, el concejal de Río de Janeiro, Carlos Bolsonaro, provocó una fuerte polémica con un tuit en el que decía que la transformación que necesita Brasil no se produciría de forma rápida por vías democráticas.

    El mandato de la procuradora expira el próximo 17 de septiembre.

    Dodge será sucedida en el cargo por el subprocurador general de la República Augusto Aras, que se define como cristiano y conservador y que la oposición considera muy cercano al presidente, quien fue el que lo nombró.

    Su nombramiento causó polémica, ya que Bolsonaro lo eligió a pesar de que no estaba entre los tres preferidos por los integrantes del Ministerio Público, una tradición no escrita que funcionaba desde el año 2003.

    Etiquetas:
    fiscal general, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik