Widgets Magazine
08:21 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Congreso Nacional de Chile

    El Congreso de Chile establece responsabilidad del Gobierno en asesinato de mapuche

    CC BY 2.0 / ffuentes / Congreso Nacional
    América Latina
    URL corto
    1151
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — La Cámara de Diputados de Chile aprobó un informe investigador que sindica al Gobierno de Sebastián Piñera como el responsable político del asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, ocurrido el año pasado.

    "Con 65 votos a favor y 61 en contra, la Cámara aprueba el informe de la Comisión Investigadora de la muerte de Camilo Catrillanca", informó el órgano legislativo a través de su cuenta de Twitter.

    Luego del asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca a manos de Carabineros (policía militarizada) el pasado 14 de noviembre, los diputados chilenos crearon una comisión investigadora, facultad otorgada por la Constitución de ese país, para determinar a los responsables políticos del crimen, en paralelo al juicio que la justicia está llevando en contra de los que serían los responsables penales.

    Después de 10 meses, finalmente el grupo de parlamentarios concluyó que el Gobierno tenía una responsabilidad política tanto en el la situación previa al asunto, con lo que ha sido llamada la "militarización de La Araucanía (sur)", como con el manejo comunicacional que se hizo después del asesinato.

    Si bien se dice que el Gobierno fue el principal responsable político, el informe en particular menciona a dos autoridades: el ministro del Interior, Andrés Chadwick y el subsecretario de la misma cartera, Rodrigo Ubilla.

    "Las autoridades políticas bajo cuya dependencia se encuentran las fuerzas policiales tienen responsabilidad política, ha quedado demostrado, por una parte, que la muerte de Camilo Catrillanca ha sido consecuencia de la intensificación voluntaria y consciente por parte del Gobierno, de una política de violencia institucional y criminalización del Pueblo Mapuche", señaló en el escrito.

    Entre otras cosas, se advirtió que "existe una falta de control por parte del poder civil sobre Carabineros".

    Si bien el informe no tiene una consecuencia directa en aquellas autoridades, sí refuerza la idea de que el asesinato de Catrillanca es la mayor crisis política que ha atravesado el Gobierno de Piñera hasta la fecha.

    Comando Jungla

    Cuando Piñera asumió el Gobierno el pasado 11 de marzo, planteó en su primer discurso público que serían cinco los pilares principales que guiarían su Gobierno: infancia, seguridad ciudadana, salud, pobreza y la paz en La Araucanía, la región con más concentración de gente mapuche en Chile.

    Este último punto era un objetivo particularmente complejo, pues significaba encontrar una solución pacífica a un conflicto que ha enfrentado históricamente al Estado de Chile y al pueblo mapuche en el sur del país, pueblo que ha exigido durante años autonomía jurisdiccional, y que se les restituyan sus tierras ancestrales.

    El Gobierno apuntaba a terminar con una serie de atentados incendiarios que hace un par de años se vienen produciendo en La Araucanía, y que han afectado a iglesias, camiones y empresas forestales en el sector, hechos que algunos atribuyen al llamado "conflicto mapuche".

    Para combatir estos ataques, supuestamente perpetrados por comuneros mapuches, Piñera y el ministro Chadwick llevaron a la zona un grupo especializado de Carabineros que contaban con vehículos blindados, armamento de guerra y cuyos funcionarios habían recibido entrenamiento militar en Colombia; por esto último se hicieron conocidos como el "Comando Jungla".

    Fue un grupo de estos carabineros los que dispararon a Catrillanca por la espalda, a plena luz del día y sin mediar ningún enfrentamiento, en el marco de un operativo por el robo de unos autos en el cuál el comunero mapuche no tenía ninguna relación.

    Catrillanca fue un joven mapuche de 24 años, activista, dirigente estudiantil, que pertenecía a una familia de reconocidos líderes indígenas como su abuelo, el reconocido lonko (jefe mapuche) Juan Catrillanca.

    Posteriormente, Carabineros encubrió el asesinato, ocultó las cámaras de seguridad que habían grabado el momento y dio como información oficial que Catrillanca estaba armado y se había enfrentado directamente a Carabineros.

    Pero, a los pocos días, aparecieron las grabaciones dejando al descubierto el asesinato por la espalda, lo que trajo varias consecuencias: en total fueron dados de baja 20 carabineros, incluido el ahora exdirector de la institución, Hermes Soto, y el presidente Piñera le pidió la renuncia a su intendente en La Araucanía, Luis Mayol.

    Los cuatro policías vinculados directamente con los disparos a Catrillanca están siendo investigados por la justicia bajo los cargos de delito de homicidio consumado y obstrucción a la justicia.

    Etiquetas:
    Camilo Catrillanca, mapuches, asesinato, Sebastián Piñera, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik