Widgets Magazine
14:19 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    La bandera con el logo de la OIEA

    Rafael Grossi: es hora de que el OIEA tenga un director latinoamericano

    © AFP 2019 / Alex Halada
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El candidato argentino al cargo de director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, considera que llegó el momento de que esta organización esté regida por un latinoamericano.

    "Ha llegado el momento de tener un director general latinoamericano", destacó Grossi a Sputnik, y apuntó que "nuestra región es la única que no ha tenido el privilegio, el orgullo de haber podido contribuir a la tarea de gobernanza mundial del OIEA con un director general".

    El argentino se encuentra en la capital rusa para presentar su candidatura al máximo puesto del OIEA y recabar apoyos.

    "Los hemos tenido a norteamericanos, los hemos tenido a europeos por muchos años, los hemos tenido a africanos, los hemos tenido a asiáticos", agregó en referencia a los ocupantes anteriores del alto cargo.

    Sobre sus opciones acotó que ya había recibido muchas señales de apoyo y que es optimista sobre sus posibilidades.

    "Hemos sentido un gran orgullo al saber que todos los países latinoamericanos que son miembros de la Junta de Gobernadores del OIEA han manifestado generosamente y de manera muy entusiasta su apoyo a nuestra candidatura", comentó.

    Rafael Grossi, candidato argentino al cargo de director general del Organismo Internacional de Energía Atómica
    © Sputnik / Alexandr Perepechenov
    Rafael Grossi, candidato argentino al cargo de director general del OIEA

    Grossi también resaltó el apoyo recibido por parte de Brasil y la gestión realizada por el canciller del gigante suramericano, Ernesto Araújo.

    "Nuestro principal socio comercial, político y nuclear, Brasil, ha tomado nuestra candidatura casi como una candidatura brasileña, lo cual nos llena de enorme orgullo", expresó el argentino, al agregar que el apoyo de Brasil es "un ejemplo maravilloso de unidad de nuestra región en la cuestión nuclear".

    Más allá del respaldo latinoamericano, confesó que "en el caso de otras regiones y de otros países soy más prudente, aunque he recibido importantísimas señales de apoyo de muchos países".

    Grossi aseguró sentirse "extremadamente optimista", pero explicó que lo más importante es "trabajar día a día sin arrogancia, sin pretender estar en una posición dominante".

    El candidato argentino afirmó estar "muy animado" y considera, por los mensajes que le llegan, que su candidatura "está siendo evaluada por muchos países".

    El cargo de director general del OIEA quedó vacante el pasado 22 de julio, tras el fallecimiento del japonés Yukiya Amano, que estuvo al frente de la entidad desde 2009.

    A partir de esa fecha el representante de Rumanía, Cornel Feruta, asumió como director general interino.

    Feruta es la propuesta de su país para disputarle el puesto a Grossi; ambos también tendrán de oponentes a Lassina Zerbo, nominado por Burkina Faso y Marta Ziakova, la candidata de Eslovaquia.

    El nuevo director general deberá tomar posesión del cargo el 1 de enero de 2020 a más tardar.

    El submarino San Juan

    Tocando el tema de la búsqueda del submarino argentino, que en noviembre de 2017 sufrió un accidente con sus 44 tripulantes a bordo, Grossi afirmó que el trabajo para localizarlo muestra la importancia de la acción multilateral.

    El San Juan, en el que navegaban 44 tripulantes, estuvo desaparecido durante un año hasta que fue localizado en noviembre de 2018 en el Mar Argentino a 907 de profundidad, tras una búsqueda que realizó la empresa estadounidense Ocean Infinity.

    "Es una circunstancia trágica y triste pero también una prueba más de cómo la actividad multilateral puede ser puesta a beneficio de una situación dramática para el solaz aunque sea de la familia de esos héroes que tanto sufrieron junto con mi país", expresó Grossi, el actual embajador de Argentina en Austria y su representante permanente ante las organizaciones internacionales con sede en Viena.

    El funcionario comentó que la diplomacia nuclear argentina "permitió nada menos que identificar el fenómeno que había sucedido y posteriormente ubicar las coordenadas más aproximadas posibles del yacimiento final del buque".

    "Esto fue a través de nuestro trabajo con el Organismo para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares [CTBTO, por sus siglas en inglés], al cual nos acercamos en aquellos días dramáticos de noviembre de 2017 porque sabíamos de las capacidades del sistema internacional de vigilancia establecido por el CTBTO, que incluye, además de estaciones sismológicas, una cantidad de sensores hidroacústicos ubicados en los lechos marinos", explicó.

    Gracias a la asistencia de ese organismo internacional, continuó, "en poco tiempo fue posible ubicar y reconstruir una curva acústica que en primer lugar nos indicó la existencia de un fenómeno singular y asimilable a una explosión, lo cual nos permitió muy rápidamente pensar en cuáles habían sido las causas originales de este accidente".

    Posteriormente, a través del cruzamiento de datos de las estaciones hidroacústicas ubicadas en el océano Atlántico, en la isla Ascensión, y en el Índico sur, en las islas Crozet, a 7.000 y 8.000 kilómetros respectivamente de distancia del epicentro del lugar del accidente, se logró ubicar el lugar del accidente con bastante precisión.

    "Finalmente el buque fue encontrado nada más que a diez millas náuticas de donde se había identificado", concluyó.

    Potencial de energía nuclear para Latinoamérica

    Grossi resaltó también las ventajas de incorporar más energía nuclear a la matriz energética de los países de América Latina, en particular su estabilidad.

    El pasado 16 de junio se produjo un apagón masivo que dejó sin luz durante varias horas a casi todo el territorio de Argentina y Uruguay, países que dependen mucho de la energía hidráulica, debido a un fallo en el sistema de interconexión eléctrica.

    "Existe una idea de que la energía nuclear provee una energía de base limpia de una enorme estabilidad y, por lo tanto, consideramos que problemas como estos u otros que pudieran surgir, pueden ser mitigados con una aportación levemente creciente de la energía nuclear en nuestros países", dijo el diplomático argentino.

    El actual embajador argentino en Austria y su representante permanente ante las organizaciones internacionales con sede en Viena recordó en este contexto que tanto Argentina como Brasil, las dos potencias sudamericanas en materia de energía nuclear, han dado continuidad a la construcción de sus centrales nucleares —Atucha 2 en el caso argentino, ahora concluida, y Angra 3 en el caso brasileño— tras años de suspensión de las obras.

    Al mismo tiempo, Grossi admitió que ninguno de los países latinomericanos va a ir hacia una situación de energía nuclear como dominante.

    Hoy en día en Argentina, indicó, la cuota de este tipo de energía oscila entre el 7 y el 10%.

    "La idea es tener un 'mix' sabio de energía renovable, fuentes térmicas y energía nuclear (...) Ciertamente, hay lugar para una expansión", concluyó.

    Actualmente en América Latina hay siete reactores nucleares operativos: tres en Argentina, dos en Brasil y dos en México. Dos reactores están siendo construidos: uno en Argentina y el otro en Brasil.

    Cooperación con Rusia

    Existen muchas oportunidades de colaboración en materia de energía nuclear entre Argentina y Rusia, declaró en Grossi.

    "Con relación a Rusia, estoy convencido que las conversaciones han de continuar y tenemos muchas áreas en las cuales trabajar: en el área de combustibles hemos trabajado muy bien con Rusia, en el área de la minería de uranio, también en el área de la producción de uranio (....) Hay muchas áreas en las cuales nuestros dos países tienen un potencial muy interesante de colaboración y cooperación", dijo.

    Grossi, el actual embajador argentino en Austria y su representante permanente ante las organizaciones internacionales con sede en Viena, recordó que la corporación nuclear rusa Rosatom tiene "una presencia tradicional" en Argentina y unos "vínculos muy positivos" con las instituciones nucleares de ese país.

    Explicó que Argentina ha encontrado en Rusia, y también en China, "interlocutores adaptados a la realidad de países de significación intermedia (...) que tienen necesidades en materia de financiamiento, que tienen tecnologías propias, domésticas que quieren mantener, que ha sido una constante en nuestro programa nuclear".

    "Argentina tiene un programa nuclear que tiene que continuar y un sector nuclear doméstico que quiere que crezca", pero también es "un país que exporta tecnología nuclear", resumió Grossi al añadir que la nación sudamericana tiene "que trabajar con países que comprendan esta realidad".

    Acuerdo iraní

    Además, Rafael Grossi comunicó a Sputnik que la organización se comprometió a observar el cumplimiento del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), pero precisó que sus poderes son limitados para salvar el acuerdo que se está destruyendo.

    "No creo que el director general pueda llegar con una varita mágica y decir que debido a los problemas que tenemos, podríamos hacer tal cosa u otra, esto no lo puedo hacer incluso con las mejores intenciones", dijo Grossi.

    Agregó que el OIEA es solo una herramienta y debe respetar el mandato.

    "Mientras exista el mandato, no hay otra opción para la agencia que continuar informando de manera fiable, imparcial y técnica a la junta directiva sobre lo que pasa con Irán", señaló.

    La semana pasada, Irán anunció su decisión de poner en marcha centrifugadoras avanzadas para aumentar sus reservas de uranio enriquecido, en el marco de la tercera reducción de sus compromisos nucleares en respuesta al abandono por EEUU del PAIC en 2018 y la falta de esfuerzos europeos por conservarlo.

    De esta manera, desde el 6 de septiembre de 2019, el país persa se siente libre para desarrollar tecnologías nucleares, en particular empezó a usar centrifugadoras rebasando los marcos fijados en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

    Etiquetas:
    Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), Irán, Argentina, Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik