Widgets Magazine
23:30 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    La virgen de la Caridad del Cobre, Santa Patrona de Cuba

    Cubanos piden paz en el día de la virgen de la Caridad del Cobre, Santa Patrona de la isla

    © AFP 2019 / Yamil Lage
    América Latina
    URL corto
    141
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Muchas casas cubanas amanecieron con velas encendidas para celebrar el día de la virgen de la Caridad del Cobre, Santa Patrona de Cuba, en una conmemoración que reúne a devotos, laicos y pueblo en general, y donde muchos reclaman paz y tranquilidad para su pueblo.

    “Lo único que le pido a la virgencita es que haya paz, que nos permita vivir en paz y tranquilidad, y que alguna vez todos los cubanos, vivan donde vivan puedan reconciliarse, dejar sus odios a un lado y vivir como lo que somos, un solo pueblo. No le pido nada más”, comentó a Sputnik María Teresa Espinosa, una anciana devota de la virgen.

    La virgen de la Caridad del Cobre —o Cachita, como se le conoce popularmente en Cuba— trasciende los altares católicos y se ha convertido a lo largo de los siglos, en un referente socio-cultural para los cubanos, incluso hasta para los ateos que ven en ella un símbolo de unidad nacional.

    Adorada también por los seguidores de las religiones afrocubanas, la virgen de la Caridad del Cobre se sincretiza en el panteón yoruba con la orisha Ochún, o la Mamá Chola, de la Regla de Palo de Monte, en una mezcla de creencias y fe sostenida por casi cinco siglos.

    Esto responde, según etnólogos y estudiosos de los fenómenos religiosos en Cuba, al sincretismo religioso-cultural en el que las divinidades católicas se entremezclan con las historias de los orishas africanos, desde sus características comunes, y forman parte de ese rico y complejo entramado que define a los nativos de esta isla.

    Según documentos que se conservan en el Archivo de Indias de Sevilla, España, entre los años 1612 y 1613, la imagen de la virgen fue hallada en el mar por el negro esclavo Juan Moreno, acompañado de los hermanos Juan y Rodrigo de Hoyos, nativos indígenas, quienes se encontraban en una canoa buscando sal, y llevaron la imagen a tierra.

    En 1915, los veteranos de la Guerra de Independencia escribieron una carta al Papa Benedicto XV pidiendo la proclamación de la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona de Cuba.

    Un año después, en 1916, el papa Benedicto XV, por edicto pontificio declaró a la virgen como Patrona de la República de Cuba, hasta que en 1936 el papa Pío XI autorizó la coronación canónica de la sagrada imagen.

    En enero de 1998 el papa Juan Pablo II coronó y bendijo su imagen durante la tercera misa que ofició en la Plaza Antonio Maceo, de la oriental ciudad de Santiago de Cuba, provincia donde está enclavado el Santuario del Cobre, y donde se resguarda la virgen.

    Adorada por los esclavistas colonizadores, calificada como virgen mambisa por los guerreros independentistas en el siglo XIX, bendecida por igual por la alta aristocracia y las capas más humildes de la isla, colgada del pecho de los combatientes rebeldes en la Sierra Maestra, o atada a las balsas de cubanos que emigraron a Estados Unidos por mar, la virgen de la Caridad del Cobre es patrimonio indiscutible de todos los cubanos, sin barreras culturales, ideológicas o políticas.

    Etiquetas:
    Iglesia Católica, religión, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik