18:25 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Logo de la agencia Moody's

    Estos factores bajarían la calificación de Moody's a México

    © AFP 2019 / Emmanuel Dunand
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Una debilidad en el crecimiento de México y de la estatal Petróleo Mexicanos (Pemex) serían factores determinantes para la calificación de la deuda soberana de la segunda economía latinoamericana, dijo una responsable de la agencia calificadora Moody's.

    "El cambio a negativo en las perspectiva de la calificación soberana de México [de estable a negativa], se dio en junio (…), nos daremos el tiempo suficiente para identificar si este bajo crecimiento, de 0,5 para 2019 y 1,5% para 2020 se convierte en una tendencia de mediano plazo", dijo la principal analista de la calificadora para México, Ariane Ortiz Bollin, en el seminario anual Inside Latam.

    La nota soberana que esa firma otorga a México en lapsos de 12 a 18 meses, es la mejor entre las calificadoras de riesgo financiero, con grado de inversión A3, aunque con perspectiva negativa, pero podría ser recortada "si persiste el debilitamiento institucional en el sector económico", dijo Ortiz Bollin.

    Los emisores de deuda soberana como México, suelen tener cierta debilidad institucional, en el respeto al estado de derecho y la corrupción, comentó.

    "Pero un factor que distinguía a México entre sus pares, era su conducción de la política económica a cargo de la secretaría de Hacienda y el Banco de México, que era predecible, transparente, y sin reversa, pero ahora esta conducción se ha debilitado claramente", dijo la analista de la calificadora de riesgo financiero.

    Por su parte, la disminución de la producción de Pemex continúa "y aceleró en 2018 su disminución de la vida de las reservas desarrolladas probadas" es decir en los yacimientos con financiamiento y tecnología disponible, con grado casi total de certeza para la extracción de crudo.

    La petrolera estatal "requiere una inversión significativamente mayor y apoyo [gubernamental] para aumentar su producción y sustituir reservas", dijo la especialista

    México contó con una sólida posición crediticia en 2018, pero en 2019 la perspectiva de la calificación de cambió a negativa "debido a inconsistencias en las decisiones de política económica y a un debilitamiento del marco de políticas públicas", dijo Moody's en su cuenta de la red social Twitter.

    Asimismo, el riesgo de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte vigente por más de 25 años fuera terminado "se disipó y la carga de deuda del Gobierno está en línea con sus pares", que tienen la misma calificación A3.

    Crece percepción de riesgo

    Sin embargo, la percepción de riesgo para México está al alza, debido a la tendencia a la baja en la inversión financiera privada, mayores salidas de capitales y una caída en la confianza de los consumidores, según Moody's.

    La economía mexicana depende más del comercio exterior con EEUU que de la industria petrolera, pero la menor producción de Pemex genera una reducción de los ingresos fiscales federales, que representan poco menos del 20% del presupuesto gubernamental, además de una contracción del gasto público que reduce el respaldo fiscal para el año próximo año 2020.

    Moody's considera que Pemex "necesitará de apoyo para cumplir con sus obligaciones, al grado de requerir mayor inversión de la presupuestada por el gobierno para exploración y producción", dijo Ortiz Bolli

    Al menos durante los dos o tres próximos años, el gobierno deberá invertir en Pemex, que será "el principal riesgo" para el equilibrio fiscal del país.

    Moody's podría recortar la calificación soberana de México entre junio y septiembre del año entrante 2020, si se confirma que su capacidad de crecimiento económico se ha reducido de forma consistente, por debajo del promedio de 2,6% anual de los últimos años.

    El gobierno y Pemex, cuya deuda se ubica en más de 100.000 millones de dólares, han trazado un ambicioso objetivo de producción desde el actual nivel de 1,6 millones de toneles al día, a 2,4 o hasta 2,7 millones de barriles diarios, que difícilmente se alcanzará sin una inyección de capital importante.

    La firma financiera considera que, para este año, la petrolera necesita al menos 20.200 millones de dólares adicionales para compensar el déficit, estimado en 10.000 millones de dólares.

    A principios de junio pasado, otra calificadora de riesgo, Fitch Ratings, rebajó a "grado especulativo" la deuda de la firma petrolera estatal.

    El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador criticó el 7 de junio a las agencias financieras, al afirmar que "respetamos sus puntos de vista, pero no son profesionales, no fueron objetivos, tan es así que Pemex no tiene ningún problema".

    Etiquetas:
    Pemex, Moody's, economía, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik