En directo
    América Latina
    URL corto
    1151
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció un acuerdo en una prolongada renegociación de contratos con las firmas Carso, Fermaca, IEnova y TransCanada para la contrucción de más de 3.300 kilómetros de gasoductos, destinados a transportar gas desde Texas, sur de EEUU, a territorio mexicano, con un ahorro de 4.500 para la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

    "Se llegó a un acuerdo en beneficio de todos, esto permitió que anoche [del 26 de agosto] se terminara un acuerdo que considero muy importante y benéfico para la Nación, porque va a significar un ahorro para la Hacienda pública de alrededor de 4.500 millones de dólares en términos generales", dijo el mandatario en conferencia de prensa.

    Los inversionistas de las empresas de México, EEUU y Canadá asistieron al anuncio, encabezados por Carlos Slim, el mayor magnate del país latinoamericano, dueño del constructor Grupo Carso.

    El jefe del Ejecutivo relató que "mediante el diálogo se llegó a acuerdos, hubo una controversias sobre los costos para la Nación de este servicio de transporte de gas, pero hicimos un llamado a los empresarios al diálogo".

    La renegociación comenzó en agosto pasado cuando López Obrador era todavía presidente electo, dijo que las empresas aceptaron retirar las denuncias de violación de contrato por la disminución de las tarifas que México "sin un arbitraje internacional".

    "Se garantiza el abasto de gas para la industria eléctrica, que no tengamos apagones en muchos años y el fomento de la industria nacional, vamos a tener gas suficiente en México", celebró Lopez Obrador.

    El jefe de Estado agradeció la "muy destacada intermediación de dirigentes del sector empresarial" nacional, entre ellos el presidente del Consejo Coordinador Empresarial Carlos Salazar Lomelí, el presidente del Consejo de Hombres Negocios Antonio del Valle, y también a Manuel Bartlett, presidente de la estatal CFE.

    El titular del organismo federal de electricidad, que utiliza el gas en sus plantas generadores de energía, en particular de las penínsulas de Baja California Sur (noroeste) y de Yucatán (sureste), ratificó que "el costo de las tarifas se redujo de un total (original) de 12.000 millones de dólares, eso significa un arreglo con un ahorro de 4,500 millones de dólares".

    Las renegociación de las tarifas de servicios de transporte de gas fue el punto central de la renegociación, mientras las empresa argumentaban los "casos fortuitos" de fuerza mayor, para demoras en los tramos donde los pobladores se oponen a los gasoductos que serán propiedad de las empresas, como contraparte del acuerdo para 25 años.

    "El desistimiento de cualquier acción legal, como lo deseaba el presidente, permitirá el traslado de 8.200 millones de pies cúbicos diarios, 63% para la CFE y 37 para la industria nacional", detalló Bratlett.

    El llamado "Gasoducto Marino" que trasladará gas desde el sur de EEUU al puerto industrial de Tuxpan, en las costas del Golfo de México, suministrará 22.600 millones de pies cúbicos diarios de gas, para operar 14 centrales de generación de electricidad de la CFE.

    El empresario Slim agradeció "el papel del presidente en esta negociación para traer a México el gas más barato del mundo" que se produce en los yacimientos de rocas de esquisto explotados en el sur de EEUU.

    "La esencia de la renegociación fue bajar el costo del gas (un 33%) a una tarifa de mercado que se usa en EEUU y Canadá, a cambio del respeto a la inversión y futura ganancia (de las constructoras), preservando la inversión inicial en los gasoductos", garantizando la propiedad de las empresas, explicó el titular de CFE.

    Los contratos fueron firmados en 2016 con dos firmas extranjeras, con la canadiense TCEnergy, entonces conocida como TransCanada, y con IEnova, una subsidiaria de la compañía estadounidense Sempra, que el mandatario mexicano consideraba "leoninos", con excesivas ventajas a los constructores.

    La canadiense manifestó una reserva, proponiendo el cambio de la ruta del Gasoducto Marino, dijo Bratlett.

    Etiquetas:
    gasoducto, constructoras, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik