05:16 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Una planta siderúrgica

    Primera acería boliviana comenzará a producir en 2022

    © Sputnik / Mikhail Mordasov
    América Latina
    URL corto
    261
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La primera industria siderúrgica de Bolivia entrará en producción en el segundo semestre de 2022 y será el centro de un polo de desarrollo cerca de las fronteras con Brasil y Paraguay, dijo el ministro de Minería, César Navarro.

    "El proyecto avanza según el cronograma establecido en el contrato con la empresa china Sinosteel garantizándose que en 42 meses, es decir, a finales de 2022, entrará en producción ordinaria", dijo Navarro a reporteros tras la reunión semanal del gabinete de ministros.

    Navarro dio el reporte sobre el avance del proyecto, en respuesta a denuncias de sectores de oposición sobre un supuesto atraso en el proyecto siderúrgico, del cual se habla en Bolivia por más de medio siglo y que ha tenido varios aplazamientos de fechas en el último año.

    El ministro precisó que el plazo de 42 meses, que abarca desde los estudios de diseño final hasta la construcción y operación inicial, corre desde febrero pasado, pues la orden de proceder fue emitida el 29 de enero.

    "Con los plazos que tenemos estamos cumpliendo porque estamos en esa fase del diseño y la entrega de la ingeniería a detalle [...], paralelamente se están haciendo las obras de ingeniería civil para comenzar la construcción", dijo.

    Añadió que los trabajos preliminares, en vías de conclusión, incluyen la construcción de un acueducto de 120 kilómetros desde el río Paraguay y un gasoducto de 15 kilómetros como ramal del que se utiliza actualmente para la exportación del hidrocarburo a Brasil.

    El complejo siderúrgico, ubicado en el gigantesco yacimiento Mutún (sureste), cuya reserva está calculada en 40.000 millones de toneladas de hierro, una de las más grandes del mundo, tendrá siete plantas desde minería hasta laminación de acero, además de una termoeléctrica.

    El complejo tendrá una capacidad inicial de producción de 194.000 toneladas de laminados no planos de acero, que subirá a mediano plazo a 450.000 toneladas del mismo material y 500.000 toneladas de mineral de hierro semiprocesado para exportación.

    La estatal Empresa Siderúrgica Mutún, ejecutora del proyecto, informó en enero que la inversión en el complejo siderúrgico sumará 464 millones de dólares, de los cuales 396 millones están financiados por el Eximbank de China y el saldo está pagado por Bolivia.

    Incluida la supervisión y los costos iniciales de operación, la inversión total será de 546 millones de dólares.

    El ministro Navarro destacó que la siderurgia será la base de un polo de desarrollo en el sureste, que en el último año se ha convertido también en nueva puerta de Bolivia a mercados de ultramar por su proximidad a la hidrovía Paraguay-Paraná.

    Etiquetas:
    economía, planta siderúrgica, Gobierno de Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik