En directo
    América Latina
    URL corto
    262
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Entregar los activos de la empresa Citgo, filial en EEUU de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), a la minera canadiense Crystallex en pago de una deuda del Gobierno venezolano, sería como cobrar a la empresa ExxonMobil una deuda de la acaudalada familia Rockefeller, dijo a Sputnik el analista petrolero Carlos Mendoza Potellá.

    "Esto no debería proceder si hay un mínimo de respeto al derecho internacional y al derecho mercantil común; eso sería como cobrarle a la Exxon una deuda de la familia Rockefeller", dijo el economista experto en hidrocarburos y asesor del Banco Central de Venezuela.

    Una corte federal de Estados Unidos decidió esta semana que Venezuela que Crystallex puede cobrarse 1.400 millones de dólares que le adeuda el Estado venezolano por revocarle una concesión de explotación de la mina Las Cristinas en 2008, ejecutando los pocos activos solventes de Citgo, una empresa de refinerías y producción de combustibles que cuenta con una red de distribución en EEUU.

    Este fallo, que puede ser apelado o puede ser incluso bloqueado por la administración de Donald Trump, liquidaría la capacidad de Venezuela de refinar crudo y obtener recursos por la venta de los combustibles resultantes.

    El Gobierno de Venezuela acusó por este caso a la oposición de liderar una organización criminal que tiene como objetivo apropiarse de todos los bienes de este país en el extranjero.

    Mientras, la oposición alega que trabaja para encontrar una solución a ese litigio que no lleve al país a quedarse sin Citgo, una compañía que en los últimos cinco años ha estado en riesgo de caer en manos de sus acreedores debido a sus escasas posibilidades de pago.

    La filial de PDVSA está comprometida por las deudas que tiene con sus tenedores de bonos, entre ellos la compañía rusa Rosneft.

    Mendoza Potellá explicó que Citgo cayó en una suerte de laberinto, y que los acreedores y las compañías a las que Venezuela debe dinero están en una carrera por quedarse con un trozo de ella.

    "Estamos entrampados, y es una circunstancia que aprovecha Crystallex; somos un país sin capacidad de maniobra, un deudor acosado del cual se están aprovechando por las condiciones de dificultad que tiene", dijo.

    Crystellex comenzó una batalla legal contra Venezuela luego de que Gobierno le retiró en 2008 la licencia que el propio presidente Hugo Chávez (1999-2013) había aprobado en 2002 para explotar la mina Las Cristinas, uno de los yacimientos de oro más grandes de este país sudamericano.

    La empresa minera ganó en 2016 un arbitraje internacional que ordenó al Estado venezolano pagar 1.200 millones de dólares más intereses.

    No obstante, la decisión judicial de EEUU no tiene sentido para el experto.

    "Estamos volviendo a la época de los cañonazos; es como decir sino pagas te quito cinco islas, existe la deuda y ellos quieren cobrarla, pero quieren cobrarla al estilo del mercader de Shakespeare, que quería cobrar una deuda extrayendo la carne del costado izquierdo, es decir del corazón, lo iba a matar, así lo quieren hacer, quieren darle una estocada a Venezuela", indicó.

    Mendoza Potellá, profesor de la Universidad Central de Venezuela, estima que esta acción legal solo puede estar basada "en presiones y orientaciones políticas, aquí está la mano de Donald Trump metida de pata y cabeza".

    Citgo, valorada en unos 8.000 millones de dólares genera a Venezuela ganancias pírricas pero sigue moviendo dinero y funciona para quienes negocian gasolina.

    La firma dispone de tres refinerías con capacidad para procesar 749.000 barriles de crudo diarios, y cuenta con 45 terminales de productos refinados, tres plantas de mezcla y empaquetado de lubricantes y estaciones de servicio en 30 estados de EEUU.

    Mendoza Potellá destacó que solo PDVSA, y no un tribunal de EEUU, puede decidir si vende o no su compañía para pagar una deuda.

    El presidente Nicolás Maduro decidió apelar este fallo y denunciarlo en todos los escenarios internacionales.

    Mientras, la junta directiva paralela de Citgo que designó el parlamentario opositor Juan Guaidó, autoproclamado en enero presidente encargado, aseguró que no permitirá que Citgo sea arrebatada y que se inició una oferta privada de bonos para refinanciar su deuda.

    Etiquetas:
    Venezuela, Citgo, Crystallex
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook