Widgets Magazine
06:06 GMT +319 Octubre 2019
En directo
    Bandera de Guatemala

    El acuerdo migratorio con EEUU "transformará demográficamente" a Guatemala

    CC BY 2.0 / Tomas C C / bandera de cemento
    América Latina
    URL corto
    Por
    142
    Síguenos en

    La llegada de una crisis migratoria a Guatemala "es inminente", dijo a Sputnik el investigador Carlos Ordóñez Mazariegos. Según el analista, el acuerdo migratorio firmado con EEUU generará "ciudades en tránsito" dentro de su territorio.

    A pocos días de realizarse la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el Gobierno de Jimmy Morales firmó un acuerdo para cooperar con el Gobierno norteamericano en su propósito de controlar la migración, en el que aceptó contener en su territorio a los hondureños y salvadoreños que durante los próximos dos años soliciten asilo en EEUU.

    "Para el Gobierno de Guatemala la medida fue histórica, pero para el resto, fue sorpresiva", dijo a Sputnik el investigador Carlos Ordoñez Mazariegos, doctor en Antropología y profesor universitario guatemalteco radicado en México.

    Ordóñez explicó las profundas implicancias del acuerdo para una zona acostumbrada al libre tránsito y señaló el resultado estratégico de su impacto en el tablero político, a menos de 15 días de las elecciones presidenciales del  11 de agosto. 

    ¿Cómo se convirtió Guatemala en colaborador de EEUU?

    En los últimos 15 días se había manejado que Guatemala y EEUU firmarían un acuerdo de 'Tercer país seguro'. El periodista Jonathan Blitzer accedió a un borrador y lo publicó en la revista New Yorker. Según el texto, Guatemala se obligaría a recibir a todos los solicitantes de asilo en el norte; la cooperación que finalmente acordó Guatemala es que sólo recibirá a los hondureños y salvadoreños. 

    Fue sintomático que este acuerdo haya sido firmado en Washington por el Ministro de Gobernación guatemalteco, Enrique Antonio Degenhart y no por el presidente Jimmy Morales, quien también canceló una visita previa a Washington. 

    "En términos jurídicos, para el caso de Guatemala, el acuerdo tendría que haber sido aprobado por el Congreso. Por eso, que haya sido firmado por uno de los Ministros ha provocado preocupación por la poca institucionalidad que tiene Guatemala", explicó el analista. 

    Ordóñez agregó dos importantes consideraciones del contexto político en que se dio esta firma: la poca aprobación del presidente Morales, que ha bajado hasta casi 20%; y la preocupación que el tema ha generado en los dos candidatos que participarán en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Sandra Torres (UNE) y Alejandro Giammattei (Vamos).

    Ambos candidatos expresaron su preocupación por el acuerdo ante el secretario interino de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenan, según informó la prensa guatemalteca, aunque el encuentro no haya arrojado ninguna información adicional sobre los alcances de la firma, así como sus anexos y convenio marco.

    Según Ordóñez, es total el desconocimiento en Guatemala sobre los verdaderos alcances del acuerdo firmado, que debería a funcionar dentro de pocas semanas. Su firma no sólo tiene consecuencias para Guatemala frente al sistema de refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR), sino que modificará la propia lógica regional "que moviliza una amplísima población a lo largo de todo Centroamérica", señaló.

    "Es algo inédito", expresó y pronosticó: "Si pensamos en la enorme pobreza, la extrema miseria en donde viven la mayor parte de la población guatemalteca, ¿de qué manera pueden apoyar a toda esta población migrante que va a quedar estacionada esperando por la posibilidad de un asilo en EEUU?". 

    En Guatemala esta firma ha provocado el "descontento popular generalizado", señaló el experto, y comentó que ya se han presentado amparos contra el texto ante la Corte de Constitucionalidad, "para evitar que el acuerdo logre buen puerto". 

    Para Ordóñez, es "histórico e inédito" que uno de los "países grandes" pida ayuda a "los pequeños" para detener el flujo migratorio, lo que seguramente indica que "detrás de todo hay toda una serie de posibilidades de establecer lazos económicos".

    "El Gobierno mexicano lo ha hecho con El Salvador con una reciente firma y seguramente habrá otra del Estado mexicano con Guatemala, para la que deben estar esperando un momento político oportuno, que es la llegada de un nuevo presidente", dijo. 

    ¿Cómo repercute este acuerdo en la lógica regional?

    Tanto Guatemala como Honduras y El Salvador (también Nicaragua, pero sus ciudadanos no fueron metidos en la bolsa del acuerdo con EEUU) son, desde 2006, parte del Convenio Centroamericano de libre movilidad, sin restricciones más que su documento de identidad nacional, conocido como CA-4. 

    Esas prácticas regionales se gestaron décadas antes y han vivido distintos episodios desde entonces. 

    "El CA-4 es un acuerdo bastante amplio que se propuso desde la misma Cepal (Comisión Económica para América Latina) en el proceso que se quiso realizar para la integración económica centroamericana", explicó.

    "Desde los años 1940 en Guatemala se empezó a proponer y desde la década de 1960, comenzó a impulsarse este tipo de programas con esta visión centroamericana de integración", dijo. 

    Sin embargo, mientras la lógica regional era de paso, el acuerdo de cooperación firmado con EEUU implicará la estancia de aproximadamente 260.000 personas en Guatemala, la cifra estimada de solicitantes de asilo provenientes de Honduras y El Salvador que llegan cada año a EEUU. 

    "Estas 260.000 personas son 'ciudades en tránsito' y Guatemala ni en sus comunidades fronterizas tiene esa cantidad de población. Entonces, esto seguramente va a transformar demográficamente al país", expresó. La llegada a Guatemala de la "crisis migratoria" es inminente, según apuntó.

    Etiquetas:
    EEUU, migración, Guatemala
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik