Widgets Magazine
22:22 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Una niña pequeña (imagen referencial)

    Hija del hondureño asesinado en México permanece en asilo de migrantes

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La hija del migrante hondureño asesinado a balazos por agentes judiciales del estado mexicano de Coahuila, quedó bajo custodia de las autoridades de esa jurisdicción, informó a Sputnik el director de la Casa del Migrantes de Saltillo, Alberto Xicoténcatl.

    "Después de la balacera de la noche del miércoles [31 de julio], cuatro de los diez migrantes que partieron del albergue regresaron a la Casa del Migrante, entre ellos una niña de ocho años, hija del migrante hondureño asesinado a balazos, que en un principio teníamos reportado como salvadoreño; y avisamos a la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia", relató Xicoténcatl a Sputnik.

    El defensor de derechos de los migrantes relató que, además de niña, quien presenció el momento en que su padre era muerto por los balazos de los agentes judiciales, también está bajo custodia un bebé de dos años, "hijo de una mujer centroamericana que está detenida en la estación migratoria" de Saltillo, capital de Coahuila.

    Ese bebé fue resguardado en una tienda de abarrotes local por otros migrantes que escaparon de la detención, según los testimonios de los sobrevivientes que regresaron a refugiarse en la institución.

    La Casa del Migrante, centro creado hace 16 años, que integra una red de 15 albergues del norte del país, avisó primero al consulado de El Salvador del deceso, porque la información que tenían era que la víctima era de origen salvadoreño, pero las autoridades de ese país no lo identificaron.

    "Buscamos a las autoridades de Honduras, que finalmente nos compartieron la tarde del jueves que el fallecido era ciudadano hondureño; es correcta la información que este viernes dio el presidente", Andrés Manuel López Obrador, dijo Xicoténcatl.

    El mandatario reconoció el 2 de agosto en conferencia de prensa, que "es un asunto vinculado con la policía del Estado de Coahuila; ellos reconocen que en una acción de un operativo asesinaron, lamentablemente, a un migrante hondureño".

    La angustia de un niña migrante

    Desde que la hija del ciudadano hondureño asesinado regresó a la Casa del Migrante, la noche del 31 de julio, hasta que fue puesta bajo custodia de la Procuraduría para menores de edad, la tarde del 1 de agosto, los responsables del refugio evitaron confirmarle el desenlace del ataque y decidieron que fueran expertos de las autoridades quienes asumieran ese papel.

    "La niña vio cómo cayó su padre, percibió su sangre en el cuerpo y toda la noche del miércoles y la mañana del jueves nos preguntaba a qué hora llegaría su padre", relató Xicoténcatl.

    La menor de edad permaneció en la puerta de la casa refugio porque "tenía la ilusión de que su padre regresara; nos dolía a todos ese drama porque sabíamos que había fallecido", explicó el director del albergue, quien también oficia de abogado de los migrantes.

    "Decidimos que la atención psicológica y custodia la asumiera la Procuraduría, que llegó la tarde del jueves y que fueran ellos quienes le confirmaran la muerte de su padre", añadió.

    El albergue ha pedido al Gobierno de Honduras que busque a familiares de la niña "que estén en condiciones mínimas para darle una vida digna, porque su madre está en una ciudad de EEUU como indocumentada, que imposibilita por ahora la reunificación en ese país", reveló el director de refugio.

    En cuanto al bebé de dos años, ya está en un albergue para menores de edad, al tiempo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos gestiona su reunificación con la madre detenida, dijo al defensor de migrantes.

    Xicoténcatl celebró que el presidente López Obrador reconociera que fueron agentes de la Fiscalía del estado de Coahuila quienes dispararon a matar contra los migrantes, porque esa institución divulgó que sus agentes fueron atacados primero a balazos por estas personas.

    "Nos parece oportuno que el presidente haga ese reconocimiento y que ordene las investigaciones; ojalá que también las autoridades migratorias y de la Policía Federal dejen de negar que actuaron desde el principio de esta pesadilla", puntualizó.

    Xicoténcatl relató a Sputnik el 1 de agosto que en el momento del operativo de detención en la estación del ferrocarril, "todos los migrantes comenzaron a correr; y a los pocos segundos, mientras huían, vieron llegar otras camionetas negras de hombres armados, con pasamontañas, cascos y rodilleras, que comenzaron a dispararles".

    El responsable de la institución dijo que las primeras hipótesis apuntaban a que las camionetas negras pertenecen al Grupo de Operaciones Especiales de la Fiscalía de Coahuila, y no agentes migratorios ni federales.

    López Obrador reconoció este 2 ade agosto que fueron agentes de la Fiscalía los que dispararon, pero enfatizó que no abordarán el tema migratorio como las administraciones que lo precedieron.

    "No somos represores, no vamos a hacer razias, no van a llevarse a cabo masacres, como sucedía en los gobiernos anteriores", aseguró el presidente mexicano.

    El Gobierno de México informó esta semana que las autoridades migratorias de EEUU reportaron una reducción de 39% en la cantidad de arrestos de indocumentados durante julio, gracias a las acciones antinmigrantes en las fronteras mexicanas en el marco de un acuerdo para evitar la imposición de aranceles a los productos del país latinoamericano.

    Etiquetas:
    niños, menores, México, asilo, migrantes, asesinato, Honduras
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik