En directo
    América Latina
    URL corto
    102
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se negó a comentar la masacre de 57 presos cometida el 29 de julio en una cárcel del estado de Pará (norte).

    Bolsonaro, interrogado por un grupo de periodistas, respondió: "Pregunta a las víctimas de los que murieron allí lo que les parece, después de que respondan yo te contesto", según el diario Folha de S. Paulo.

    Presos de dos facciones rivales en la cárcel de la ciudad de Altamira se enfrentaron presuntamente provocando un baño de sangre.

    Los reos que hacían parte de la organización delictiva Comando Clase A atacaron supuestamente a los del Comando Vermelho y dejaron 16 muertos por decapitación y 41 por asfixia causada por inhalación de humo.

    En mayo fueron asesinados 55 reclusos en una cárcel de la norteña ciudad de Manaus, capital del estado de Amazonas en la que en 2017 se había producido una revuelta carcelaria en la que fallecieron entre 50 y 60 detenidos; decenas de cadáveres aparecieron decapitados o descuartizados.

    La mayor masacre carcelaria de Brasil, por cantidad de víctimas, tuvo lugar en 1992 en la prisión de Carandiru, en Sao Paulo (sureste), donde fueron asesinados 111 reclusos.

    Etiquetas:
    motín, masacre, Brasil, cárcel, Jair Bolsonaro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook