18:14 GMT18 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El déficit que acumula el comercio exterior boliviano en los últimos meses obedece a dificultades coyunturales y no estructurales, que son enfrentadas con políticas de diversificación de la oferta y apertura de nuevos mercados, afirmó a Sputnik el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.

    "Las causas del déficit actual son más coyunturales que estructurales, tienen que ver con dificultades en el mercado del gas natural que se van a superar a medida que vaya mejorando la situación económica de Argentina y Brasil", dijo Blanco en diálogo con Sputnik.

    Bolivia sufre una persistente caída del valor de sus exportaciones, que ha provocado un aumento del déficit comercial a 704 millones de dólares en el período enero-mayo de este año, más de cinco veces el déficit de los mismos meses de 2018.

    Blanco aseguró que, en general, el volumen de las exportaciones bolivianas se mantiene en crecimiento y que la pérdida de valor se debe casi exclusivamente a una coyuntura de bajos precios internacionales.

    Esta situación afectaba particularmente al gas natural, el principal producto de exportación de Bolivia, que compran Argentina y Brasil, cuyo valor en los cinco primeros meses de este año tuvo una caída interanual de 16%, a 1.027 millones de dólares.

    Aun así, el gas natural sigue representando un tercio de las exportaciones del país, que en el período anotado sumaron 3.410 millones de dólares, con caída interanual de 9,1%, mientras las importaciones crecieron a 4.114 millones.

    "Lo que está haciendo Bolivia para revertir esta situación es abrir nuevos mercados y paralelamente diversificar su oferta exportadora", dijo Blanco.

    El funcionario citó el inminente inicio de la exportación de carne vacuna a China y la próxima conclusión de negociaciones comerciales con Rusia, Irán y otros países como claves para el acceso de productos no tradicionales bolivianos a nuevos mercados con gran potencial.

    Los productos con los que Bolivia pretende llegar a los nuevos mercados son principalmente agropecuarios, como carne vacuna y de llama, soja, chía, café orgánico y quinua, el pseudo cereal andino de creciente reconocimiento internacional por su alto valor nutritivo.

    Blanco destacó, en la política de transformación de la oferta comercial de Bolivia, un acuerdo firmado esta semana entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y el privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) para sumar esfuerzos en el desarrollo de la producción interna y la comercialización internacional.

    El IBCE, en el que participan algunas de las principales organizaciones empresariales del país, asesorará al Gobierno en varios planes de producción y de comercialización, incluyendo proyectos de desarrollo de infraestructura.

    El canciller Diego Pary dijo el 25 de julio que los "megaproyectos" en la carpeta de colaboración con el IBCE eran el corredor ferroviario bioceánico Brasil-Bolivia-Perú, un puerto de aguas profundas en Puerto Busch para acceso a la hidrovía Paraguay-Paraná y un "hub" o centro de conexiones aéreas en Santa Cruz (este).

    Etiquetas:
    comercio, déficit, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook