07:22 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La confirmación por parte de la empresa finlandesa UPM de que construirá una nueva planta de celulosa en Uruguay genera preocupación por parte de algunos movimientos sociales, mientras que el Gobierno insiste en que impulsará el desarrollo económico y generará cerca de 10.000 puestos de trabajo.

    "Es clarísimo que hay un trabajo de muy largo aliento, porque esta inversión supone un gran trabajo de los gobiernos frenteamplistas en la confianza internacional. Un país que recibe la inversión más grande de su historia a 90 días de la elección, muestra que tiene un gran confianza institucional, cuando lo habitual es que no existan apuestas económicas tan fuertes como esta", dijo a esta agencia la senadora por el gobernante Frente Amplio (centroizquierda), Mónica Xavier.

    UPM confirmó que construirá una nueva planta de celulosa en Uruguay, esta vez en el departamento de Durazno (centro), por una inversión de 2.700 millones de dólares.

    El secretario general de la central sindical única uruguaya PIT-CNT (Plenario Intersindical de Trabajadores - Convención Nacional de Trabajadores), Marcelo Abdala, dijo este martes a Sputnik que el anuncio de la empresa es una "buena noticia" para el trabajo y para impulsar proyectos de descentralización industrial.

    Sin embargo, adelantó que el PIT-CNT va a instalar una mesa representativa para analizar a fondo el impacto de la inversión en el ordenamiento territorial, en el desarrollo descentralizado y en el ambiente.

    Por su parte, Victor Bachetta, de la iniciativa ambientalista Movimiento por un Uruguay Sustentable, dijo a Sputnik que este tipo de inversiones no solo implican peligros ecológicos, sino que también representan un ataque a la soberanía del país.

    "Recibimos bastante mal el anuncio de UPM. Pero sabíamos que no estamos simplemente luchando contra el proyecto de una empresa; tenemos un Gobierno nacional que prácticamente se entregó todas las condiciones e hizo todo lo que la empresa pidió (...) Los peligros, además de los ambientales y económicos, involucran a las instituciones uruguayas y a la propia soberanía del país", agregó.

    Posición del gobierno

    El Gobierno de Tabaré Vázquez emitió un comunicado en el que celebra la decisión final de UPM y afirmó que en los próximos días realizará una presentación pública para informar a la población los términos del acuerdo.

    "La inversión de UPM refuerza la imagen internacional de Uruguay en cuanto a su seguridad jurídica, estabilidad institucional, seriedad, responsabilidad y confiabilidad, para la llegada de inversiones extranjeras. Miles de puestos de trabajo decentes y formales nacerán como fruto del emprendimiento que estamos celebrando", señaló la Presidencia en un comunicado.

    Opinión sindical

    Abdala dijo a Sputnik que el movimiento sindical aprueba la inversión, pero aclaró que eso no significa que aceptará todas las condiciones de UPM.

    "Vamos a negociar; en general estas inversiones grandes tienen el desafío de ver cómo se conectan en la promoción de redes de proveedores nacionales que generen aún más trabajo (...) Además, una obra de este tipo es intensa en materia de negociación colectiva", agregó.

    La central sindical va a poner condiciones para que la inversión tenga un impacto positivo en el desarrollo nacional, y va a hacer especial énfasis en la vivienda, en la capacitación profesional, en la contratación de mano de obra nacional, en los salarios y en los beneficios para los trabajadores, señaló.

    Con respecto a las críticas que ha recibido la inversión por su posible impacto ambiental, Abdala dijo que la regulación uruguaya es "exigente" por lo que afirmó que tiene "confianza" en el proyecto.

    Las críticas

    Mientras, Bachetta advirtió que Uruguay va hacer una inversión mucho mayor en infraestructura que la que realizará UPM, lo que significa una "cambio completo en los términos de la relación" del acuerdo.

    "Desde el punto de vista económico, hay que tener en cuenta que Uruguay va a hacer una inversión superior 4.000 millones de dólares, mientras que la inversión de UPM sería de 2.700 millones de dólares", agregó.

    Por otro lado, alertó que el impacto ambiental más grande será sobre el Río Negro, que es el principal curso de agua interior del país y que, según los registros, se encuentra "altamente comprometido en términos de contaminación".

    "Colocar en este río una planta de celulosa de estas dimensiones, que va a tomar 136 millones de litros de agua diariamente y va a devolverle al río 107 millones de litros efluentes, con componentes químicos y orgánicos muy importantes, es muy peligroso", agregó.

    Bachetta señaló que se pretende colocar esta segunda planta en el lago del Rincón del Bonete a pesar de que se trata del "embalse de agua más importante que tiene el país" y en donde la represa Gabriel Terra opera para generar electricidad.

    El inicio de las obras de UPM está previsto para la segunda mitad de 2022.

    Según la empresa, luego que esté finalizada la construcción, la planta aumentará el producto bruto de Uruguay en aproximadamente 2% y el valor anual de las exportaciones en aproximadamente 12%.

    Además, estima que se empleará como máximo a unas 6.000 personas y se crearán cerca de 10.000 empleos permanentes en toda la cadena de valor, de la que participarán 600 cadenas.

    La administración de Vázquez firmó en 2017 un precontrato con UPM con miras a la instalación de la tercera planta de celulosa de papel —la segunda de esa empresa— en el centro del territorio uruguayo.

    La inversión es vista por el Gobierno como un necesario impulso para la economía de este país sudamericano, cuyo crecimiento se mantiene desde hace 15 años, pero se ha enlentecido.

    La posible instalación de este megaproyecto se ha colado en la campaña de cara a las elecciones del 27 de octubre, donde Uruguay elegirá presidente y los miembros de su Parlamento bicameral.

    Etiquetas:
    celulosa, planta, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook