Widgets Magazine
En directo
    José Miguel Lugo González, tabaquero cubano

    El habano, la tradición centenaria de Cuba que llega a todo el mundo

    © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    América Latina
    URL corto
    Miguel Fernández
    0 40

    LA HABANA (Sputnik) — La presión casi milimétrica que ejercen las manos de un tabaquero durante el torcido de las hojas es uno de los elementos claves para lograr un puro de verdadera calidad, una característica de la que se enorgullece la centenaria industria cubana de los habanos.

    Sentado en su lugar de trabajo en la fábrica Miguel Fernández Roig, antigua La Corona, frente a decenas de hojas de tabaco y atento al proceso de creación, el torcedor José Miguel Lugo dijo que cada vez que comienza un habano, piensa en el regocijo de quien lo fumará y se siente orgulloso de que sus manos elaboren un producto que llega a todo el mundo.

    "Cada vez que hago un tabaco con mis manos siento orgullo, incluso cuando participo en los festivales del Habano, o torciendo, o dirigiendo la actividad productiva" comentó Lugo a Sputnik.

    Mientras habla, enrolla las hojas con cuidado y precisión, para que el aire corra entre las hojas interiores y queme de manera pareja, al igual que lo han hecho otros torcedores en una industria que ya acumula 500 años de historia.

    Para Lugo, saber que el fumador siente satisfacción cuando prueba los productos que hace, le provoca un regocijo enorme porque —asegura— acumula 28 años de experiencia torciendo tabacos y ·es lo único que sabe hacer en esta vida".

    La hoja de tabaco era consumida por la población aborigen de la isla caribeña antes del descubrimiento de América no solo para fumar, sino que se le reconocían propiedades curativas y mágicas.

    • Tabaqueros cubanos
      Tabaqueros cubanos
      © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    • Tabaqueros cubanos
      Tabaqueros cubanos
      © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    • Tabaqueros cubanos
      Tabaqueros cubanos
      © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    • Tabaqueros cubanos
      Tabaqueros cubanos
      © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    • Tabaqueros cubanos
      Tabaqueros cubanos
      © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    1 / 5
    © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    Tabaqueros cubanos

    En la época colonial comenzó a incrementarse la plantación de tabaco, que ganó mucha fuerza en el mercado europeo y terminó expandiéndose por el mundo.

    Consumidores famosos

    Los escritores Lord Byron, Víctor Hugo, George Sand, entre otros, consumieron tabacos cubanos en su época, al igual que maestros de la pintura como Pablo Picasso o del entretenimiento como el director Francis Ford Coppola o el actor Robert de Niro, estrellas del cine actual.

    La entrega de cajas de puros cubanos como regalo o para su consumición son usuales en películas de Hollywood, pese a que en EEUU está prohibida su venta.

    En el mercado Internacional se venden más de 85 millones de tabacos cubanos hechos a mano (Premium); ocupando más del 80% del mercado mundial, excepto EEUU; unos 100 millones de tabacos hechos a máquina, y unos 3 millones de cigarrillos, según datos de la empresa Tabacuba

    Los puros más famosos que se han visto en las fotografías de políticos como el líder revolucionario cubano Fidel Castro o el ex primer ministro británico Winston Churchill tienen años de historia acumulados.

    Tabaqueros cubanos
    © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    Tabaqueros cubanos

    Durante la Guerra de Independencia del colonizador español, los tabaqueros cubanos exiliados en el sur de Estados Unidos tuvieron un rol protagónico en la recaudación de fondos para sufragar los gastos de la contienda emancipadora en la isla.

    Según Osmar Hernández, director general de la fábrica de tabacos Miguel Fernández Roig, ubicada en La Habana, los tabacos cubanos "son inigualables, y todo porque tenemos una experiencia y una tradición centenaria".

    "Desde el centro de investigación que prepara las mejores semillas, el campesino que la cultiva en la tierra, las atenciones culturales que hay que darle a esas hojas, y el proceso en la industria, son claves para obtener un producto como el nuestro", subrayó Hernández, quien enfatizó que el mejor tabaco del mundo es el cubano.

    Tabaqueros cubanos
    © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    Tabaqueros cubanos

    Según cifras oficiales, más de 50 fábricas en toda la isla garantizan las ventas en el mercado interno, que superan los 190 millones de tabacos hechos a mano, los 15.000 millones de cigarrillos, y 10 millones de tabaco torcidos a máquina.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik