Widgets Magazine
13:13 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Una cárcel (imagen referencial)

    El presidente de El Salvador ordena cese gradual de estado de emergencia en cárceles

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó el levantamiento escalonado del estado de emergencia impuesto hace un mes en la red de 28 centros penitenciarios del país, como parte del plan Control Territorial para reducir los índices de criminalidad.

    "He instruido al director Osirirs Luna levantar escalonadamente la emergencia en los Centros Penales, los reos podrán recibir sol, ir a talleres, a las granjas penitenciarias y recibir clases; las comunicaciones al exterior y las visitas permanecerán suspendidas indefinidamente", publicó Bukele en su cuenta de la red social Twitter.

    El mandatario confirmó que será implementado un plan para que los presos empiecen a producir sus propios alimentos con lo que le ahorrará al Estado decenas de millones de dólares.

    ​Sin embargo, advirtió que si los homicidios suben nuevamente volverá a decretar emergencia máxima.

    Los jueces de la Junta de Vigilancia Penitenciaria ya revocaron el estado de emergencia en los penales de Ilopango, Metapán (noroeste), Apanteos (noroeste), Ciudad Barrios (noreste) y La Esperanza, también conocido como Mariona.

    Bukele ordenó el pasado 30 de junio el encierro total de los pandilleros presos, tras el asesinato de un agente policial en el capitalino municipio de Mejicanos.

    "Emergencia máxima en los centros penales, todas las celdas cerradas 24/7, nadie sale por ningún motivo; para las maras: si quieren que sus 'hommies' vean un rayito de sol, detengan todos los homicidios inmediatamente, no hay otra negociación", advirtió entonces el jefe de Estado.

    Además, reforzó la vigilancia en las cárceles para impedir que los cabecillas presos enviaran órdenes de homicidios y extorsiones al exterior, para lo cual fue bloqueada la señal telefónica y de Internet.

    Agregó que han sido interceptadas decenas de "wilas", mensajes escritos en trozos de nylon tragados por reos a punto de ser liberados.

    Al presentar la primera fase de Control Territorial, Bukele afirmó, citando supuestos informes de inteligencia, que 80 por ciento de las órdenes de homicidio y extorsión salen de las prisiones, de ahí su interés en la sobresaturada red carcelaria del país.

    La fase inicial del plan, implementado el 20 de junio pasado, consiguió el bloqueo total de la señal telefónica y los mensajes de audio y texto desde las cárceles, algo estipulado por el anterior plan El Salvador Seguro, pero que nunca fue cumplido.

    Posteriormente la Dirección General de Centros Penales (DGCP) rompió un protocolo establecido desde el Gobierno de Antonio Saca (2004-2009), de separar por prisiones a efectivos de las principales "maras" (pandillas) del país: la Salvatrucha o MS13, la Barrio 18 Sureños y la 18 Revolucionarios.

    A principios de julio el Gobierno reubicó a miles de presos y mezcló en las mismas cárceles a reos de pandillas rivales, con el propósito de acabar con las "mafias" existentes, según Osiris Luna, viceministro de Seguridad y titular de la DGCP.

    Por demás, el hacinamiento carcelario disminuyó con el Plan El Salvador Seguro, pero aún es elevado, las celdas están al triple y más de su capacidad, y en esas condiciones los reos llevan casi un mes sin la breve salida a tomar al sol que les permitían en días alternos.

    La administración de Bukele demanda unos 575 millones de dólares para implementar las seis fases del Control Territorial durante los próximos tres años, y la Asamblea Legislativa (Parlamento) ya autorizó varios refuerzos presupuestarios para financiar los planes del Gobierno.

    Etiquetas:
    emergencia, El Salvador, cárcel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik