Widgets Magazine
18:05 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

    López Obrador revela discrepancias en su gabinete sobre el plan de desarrollo

    © REUTERS / Edgard Garrido
    América Latina
    URL corto
    0 161
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Las discrepancias sobre el Plan Nacional de Desarrollo y el manejo de la banca estatal fueron algunas de las razones que llevaron Carlos Urzúa a renunciar a su cargo como secretario federal de Hacienda y Crédito Público, reveló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    "Carlos es un hombre de criterio, tuvimos entre otras discrepancias, lo del Plan Nacional de desarrollo, hubo dos versiones y la que quedó es la que yo autoricé, incluso me tocó escribirla", relató el mandatario en una conferencia de prensa dedicada a responder a la carta de renuncia de Urzúa.

    Acerca del plan nacional, el funcionario que era responsable de las finanzas pública presentó otro enfoque y denunció un conflicto de interés.

    "Había otra versión, que sentí que era continuismo, era un concepción todavía en la inercia neoliberal, y había que marcar la diferencia (…), desde mi punto de vista no reflejaba el cambio", dijo López Obrador.

    El documento que el Gobierno federal presentó finalmente al Congreso se inspira en el plan general de 1906 y el plan de general Lázaro Cárdenas, quien fue presidente de 1934-1940, en los cuales "no había nada de los términos propios de la política neoliberal", explicó el presidente.

    Los problemas que encara el nuevo proyecto de nación "tienen que ver con la corrupción, la impunidad, el saqueo a la nación, no vamos a continuar con la política privatizadora, en eso había diferencias", detalló.

    Otra discrepancia con el renunciante fue sobre el manejo de la banca de desarrollo, que el mandatario encargó al influyente empresario y secretario de la Presidencia Alfonso Romo.

    "Le encargué a Alfonso que colaborara en el funcionamiento de la banca de desarrollo y no había acuerdo (…), era algo evidente, tenían diferencias [con Urzúa]", recordó.

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © REUTERS / Edgard Garrido
    El jefe del Ejecutivo rechazó que existiera un conflicto de interés de parte de una figura cercana al presidente, como dice la misiva del dimitente.

    "No hay [conflicto de interés], no existe, él tiene derecho a expresarse, pero no merece una investigación interna, porque no existe ninguna prueba ningún hecho, solo hay diferencias", enfatizó López Obrador en una larga exposición sobre el tema.

    La carta denuncia nombramientos arbitrarios, "decisiones de política pública sin el suficiente sustento", que la política económica no estaba "libre de todo extremismo", y que es postura no tuvo eco.

    Derecho a disentir

    El jefe de Poder Ejecutivo apuntó que "debemos acostumbrarnos al debate y a las discrepancias, garantizar el derecho a disentir y la libertad, que son sagradas, y no enojarnos".

    Reveló que otra funcionaria con la que Urzúa tuvo discrepancias es Raquel Buenrostro, quien funge como Oficial Mayor de la cartera de Hacienda, despacho encargado de las compras gubernamentales.

    ​Para impulsar la "austeridad republicana", el Gobierno busca ahorros y desmontar monopolios en las principales adquisiciones, como las medicinas, el papel, los alimentos y los combustibles.

    Explicó que el gobierno realiza compras por unos 52.000 millones de dólares al año, que hasta la fecha ha logrado ahorros por casi 6.000 millones de dólares y que la meta es ahorrar el equivalente a casi 10.500 millones de dólares.

    A Buenrostro "la ven con malos ojos, porque es la que tiene la responsabilidad de llevar a cabo las compras y establecer las condiciones para contratación", prosiguió el titular del Ejecutivo.

    Asimismo, inscribió la más importante dimisión en poco más de siete meses de su administración en el marco de sus controversias con lo que llama "el pensamiento conservador".

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © AP Photo / Marco Ugarte
    "El pensamiento conservador siempre va a existir, qué bien, porque es parte de la pluralidad y las libertades, no queremos una sociedad en la que todos pensamos de la misma manera, con un pensamiento único" subrayó.

    El líder de la izquierda nacionalista dijo que "la gente votó por nosotros para que se modificara la política económica, que enriqueció a una mayoría y empobreció a la mayoría".

    Enfatizó que encabeza una transformación "que se trata de una ruptura (…), no es un simple cambio de gobierno, es un cambio de régimen, eso lleva a que haya puntos de vista diferentes y discrepancias, que se produzcan incluso enfrentamientos dentro del mismo grupo" gobernante.

    Sobre las posibilidades de nuevas dimisiones, dijo que "es mejor acostumbrarnos, entender el contexto y las circunstancias de cambios que se van a seguir dando, incluso pueden haber hasta otras renuncias".

    Urzúa dijo en su carta al residente que le resultó "inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública".

    Exsecretario federal de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador
    © REUTERS / Henry Romero
    Exsecretario federal de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

    El reemplazo designado es Arturo Herrera, quien era subsecretario de Hacienda, que tiene un doctorado en la Universidad de Nueva York y ha trabajado en el Banco Mundial.

    El reemplazo prometió en su primer mensaje a la prensa continuidad en busca de los objetivos de estabilidad macroeconómica y finanzas públicas sanas.

    Etiquetas:
    desarrollo, discrepancias, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik