En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — La Comunidad del Caribe ratificó su postura de no injerencia respecto a la situación en Venezuela en la reunión de jefes de Estado y Gobierno que se realiza en Santa Lucía.

    "Nuestros principios cardinales para una solución a la crisis política en Venezuela parten de la no injerencia en sus asuntos internos, la inviolabilidad del Estado soberano y el respeto a la democracia, el Estado de derecho y la Constitución", afirmó en la cumbre el primer ministro de San Cristóbal y Nevis, Timothy Harris.

    El titular saliente de la presidencia temporal de Caricom reiteró que el bloque regional puede desempeñar un rol importante en la eventual solución de la crisis en Venezuela, uno de los temas de la edición 40 de esta cita.

    Harris reivindicó el espíritu de Caricom de respetar la soberanía y la autodeterminación de las naciones "en un mundo donde el derecho internacional y el multilateralismo están siendo socavados y los Estados pequeños son cada vez más marginados".

    El premier caribeño reiteró que el llamado Mecanismo de Montevideo propone una guía para conseguir una solución pacífica a la crisis en Venezuela, a partir del diálogo, negociación, compromiso e implementación de acuerdos.

    Valoró los esfuerzos del Gobierno de Noruega para acercar a las partes en un intento de acabar con el actual "impasse" en Venezuela y que la normalidad retorne.

    "Venezuela es nuestro vecino, y nuestros Estados miembros se ven afectados por la crisis, para nosotros no es un juego de ajedrez geopolítico es una situación que afecta a millones de personas justo en nuestra puerta, fomentando la inestabilidad en nuestras ya frágiles economías y exacerbando la actividad criminal", alertó Harris.

    El 5 de enero pasado, Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional (parlamento) de Venezuela, pero el 21 de ese mes el Tribunal Supremo anuló la designación, y dos días después el diputado opositor se autoproclamó "presidente encargado" del país.

    El presidente Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero, calificó la autoproclamación de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

    No obstante, Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, al que se sumaron unos 50 países.

    Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

    En tanto México y Uruguay se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis, mediante el referido Mecanismo de Montevideo.

    Etiquetas:
    Caricom, Venezuela, Caribe
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook