En directo
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Guatemala (2019) (48)
    0 01
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — La compra de dos aviones militares a Argentina, confirmada ya por el Ministerio de Defensa de Guatemala, fue criticada por Sandra Torres y Alejandro Giammattei, quienes se enfrentarían en una segunda vuelta electoral por la presidencia de esa nación centroamericana.

    "No me quiero anticipar a tipificar el delito, pero sí estaríamos analizando nosotros si hay una acción penal por alguna decisión ilegal que él haya tomado", declaró Torres, candidata presidencial por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE, centroizquierda), a propósito de la compra de dos aviones Pampa III.

    Giammattei, del conservador partido Vamos, publicó una carta dirigida al presidente Jimmy Morales, a quien le exigió "la debida transparencia en esta dudosa transacción comercial".

    "Los guatemaltecos no tenemos certeza de sus acciones", señaló Giammattei, a raíz de las versiones encontradas entre el mandatario, de visita oficial en Argentina, y miembros de su gabinete que aparentemente desconocían del cierre de la compra.

    El procurador de los Derechos Humanos en Guatemala, Jordán Rodas, recriminó mediante un comunicado la mencionada compra, al considerar que Morales prioriza el despilfarro ante las necesidades básicas de la población.

    "En lugar de destinar fondos públicos para este tipo de adquisiciones, el Gobierno de Guatemala debería pensar en inversión social, en áreas tales como nutrición e infraestructura en salud y educación, y así se garanticen los derechos fundamentales a todas las personas", señaló Rodas.

    El ministro guatemalteco de Defensa, Luis Miguel Ralda, confirmó y defendió la compra de los aviones, alegando que se hicieron las consultas correspondientes y que el Ministerio de Finanzas Públicas aseguró que podía erogar los casi 28 millones de dólares que costarán los dos aparatos, repuestos, capacitación y apoyo en tierra.

    "Los sistemas adquiridos permitirán a Guatemala proteger su espacio aéreo, velar por su soberanía y hacer frente a las amenazas transnacionales, como el narcotráfico", aseveró Ralda en un video compartido por el Ministerio de Defensa en la red social Twitter.

    ​El ministro explicó que Guatemala se había quedado sin aviones de intercepción, por eso las aeronaves dedicadas al narcotráfico y provenientes de América del Sur escogían al país como tránsito para sus ilícitos.

    El director ejecutivo de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea), Fernando Sibilla, anunció en redes sociales el acuerdo para la compra, pero el Gobierno de Guatemala demoró en confirmarlo.

    Además del IA-63 Pampa diseñado y construido por la Fadea, Guatemala sopesaba la compra del Aero L-39NG desarrollado por la compañía checa Aero Vodochody, para actualizar el desfasado parque de aviones: el país recién descontinuó varios Cessna A-37B Dragonfly, usados durante la guerra de Vietnam y sin repuestos en el mercado.

    El gobierno del presidente Otto Pérez Molina (2012-2015) anunció en octubre de 2013 la compra de seis aviones A-29 Súper Tucano por 133 millones de dólares a la Empresa Brasileira de Aeronáutica (Embraer), investigada en Estados Unidos por corrupción.

    Al mes siguiente el mandatario —quien renunció en 2015 ante evidencias de corrupción— suspendió la compra al comprobarse una sobrevaloración cercana a los 2,5 millones de dólares, pese a lo cual el país tuvo que pagar unos 600.000 dólares de multa.

    La flota aérea de Guatemala ha tenido aviones DC-6 y DC-12, PC-7 Pilatus, Focker, Pillan, Gran Caravan y Archel, algunos donados y otros vendidos por Estados Unidos, amén de varios helicópteros.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Guatemala (2019) (48)
    Etiquetas:
    venta, aviones, Guatemala, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik