00:34 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
    Militares durante las protestas en Tegucigalpa, Honduras

    CIDH rechaza uso de armas de fuego en represión de protestas sociales en Honduras

    © REUTERS / Jorge Cabrera
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó en un comunicado el uso de armas de fuego en la represión de la ola de protestas antigubernamentales que sacude Honduras desde mayo pasado.

    "La Comisión recuerda que las armas de fuego deben estar excluidas de los dispositivos utilizados para el control de las protestas sociales", señaló el mecanismo continental en un comunicado publicado en su web oficial.

    La nota enfatiza que el uso de armas de fuego es una medida extrema, a la que solo se debe recurrir cuando las instituciones policiales no puedan reducir o detener con medios menos letales a quienes amenazan la vida e integridad de otras personas.

    Asimismo, la CIDH llama a las personas sumadas al paro de los sectores de educación y salud a no realizar actos de violencia, y abogó por habilitar canales de interlocución genuinos para canalizar los reclamos de los manifestantes.

    "La Comisión condena los hechos de violencia donde ha habido la afectación a la vida e integridad de las personas; e insta al Estado a adoptar las medidas necesarias para que sean investigados de manera pronta, exhaustiva y diligente", agrega el comunicado.

    La reivindicación laboral de médicos y maestros fue acompañada por ciudadanos que reclaman la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández, quien ordenó a la Policía Militar y a efectivos del Ejército salir a las calles a restaurar el orden.

    La organización Amnistía Internacional criticó dicha medida, y el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras denunció la muerte violenta de tres personas, dos de ellas con arma de fuego, cuyo calibre correspondería al arma oficial que utiliza la Policía Militar, así como 29 heridos de gravedad y la detención ilegal de 41 ciudadanos.

    Esmeralda Arosemena, presidenta de la CIDH, recordó al Estado de Honduras que el resguardo de la seguridad pública corresponde a la policía civil y advirtió que la Comisión continuará el monitoreo de la situación.

    Las protestas contra Hernández comenzaron en mayo pasado, en reclamo por la derogación de los decretos ejecutivos PCM-026 y PCM-027, considerados la base para una futura privatización de la educación y la salud pública en Honduras, con una consiguiente ola de despidos.

    El Gobierno derogó ambos decretos, pero persisten las protestas que reclaman la renuncia de Hernández, a quien muchos consideran un "usurpador" por el supuesto fraude electoral que propició su reelección presidencial en 2017. 

    Etiquetas:
    represión, Honduras, protestas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik