08:32 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Rocío Girat y Mariana Gómez

    Condenan a argentina que besaba a su esposa a un año de cárcel por agredir a un policía

    © AFP 2019 / Juan Mabromata
    América Latina
    URL corto
    143
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La jueza argentina Marta Yungaro condenó a un año de prisión en suspenso a una joven, Mariana Gómez, en una causa en la que fue acusada de "resistencia a la autoridad" y "lesiones leves" cuando fue detenida en una estación de tren de Constitución, en la ciudad de Buenos Aires, mientras se besaba y fumaba con su esposa.

    "La justicia acaba de condenar a Mariana Gómez, procesada por besar a su pareja en Estación Constitución, a un año de prisión en suspenso y a pagar las costas del juicio", informó el movimiento feminista Mumalá.

    En la jornada en que se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBTI+, la titular del Tribunal Oral Criminal N°26 sentenció a Gómez a una pena que es excarcelable y la conminó además a pagar las costas del juicio.

    "Los pedófilos tienen que estar en cana [presos], no nosotras", gritó Gómez al oír la sentencia.

    Posteriormente, la joven sufrió una descompensación al salir de los tribunales federales de Buenos Aires.

    La legisladora y secretaria general de la Federación argentina LGTB, María Rachid, informó que pedirán "un jury de enjuiciamiento para la jueza Marta Yungano quien un 28 de junio —fecha en que se cumplen 50 años de la llamada "revuelta de Stonewall"— condena a Marian y [a su esposa] Rocío por besarse en la ciudad de Buenos Aires".

    En la madrugada del 28 de junio de 1969, una redada policial en el bar Stonewall, en la ciudad de Nueva York que frecuentaban homosexuales y que era hostigado por la policía, desencadenó la resistencia de los presentes, lo que generó una serie de disturbios que consagraron este día como el Día Internacional del Orgullo LGBTI+.

    Tema relacionado: "Aprobación de la Ley Trans en Uruguay dice al mundo que puede haber una sociedad más justa"

    Mariana Gómez fue arrestada por dos agentes de la Policía de la Ciudad el 2 de octubre de 2017, cuando se besaba con su esposa, Rocío Girat, mientras fumaban en la estación Constitución.

    Según la denuncia presentada contra Gómez, tras el pedido de los oficiales de apagar un cigarrillo en la estación de Constitución, ella respondió: "ustedes son masculinos y no me pueden tocar". Luego, le "propinó de forma repentina varios golpes de puño y una patada a los testículos del oficial Jonatan Rojo". La acusación incluye las agresiones que habría sufrido Karen Villareal. "Gómez se abalanzó sobre ella y le arrancó cabellos del sector derecho de su cabeza". Pero para ella, el interrogante principal recae en los motivos originales del apercibimiento.

    En su alegato ante la magistrada, Gómez aseguró que uno de los oficiales, Jonatan Rojo, no la dejaba marcharse, "me ponía la mano en el pecho y me decía 'quedate acá que vas a ser detenido'".

    En determinado momento, el policía le torció el brazo y la tiró para atrás, por lo que Gómez agarró del pelo a otra agente que se había acercado, Karen Villarreal "para no caer", lo que causó que le arrancara un mechón del cabello.

    Además: Gobierno central y estados de Brasil firman un pacto contra la violencia homófoba

    Gómez fue entonces esposada y trasladada a la estación policial durante unas horas, antes de ser liberada.

    La pareja denunció maltratos durante la audiencia que se celebró el 26 de junio, cuando la fiscal del caso, Diana Goral, insistía en llamar "Mariano" a la imputada.

    "Marian se percibe mujer, y somos lesbianas, le guste a quien le guste, le pese a quien le pese", comentó Rocío en ese momento a la prensa.

    El próximo 5 de julio se leerán los fundamentos del fallo.

    Etiquetas:
    policía, LGBT, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik