18:05 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    José Artigas dictándole a su secretario Jose Monterroso, pintura de Pedro Blanes Viale

    Las enseñanzas del prócer uruguayo en 10 frases memorables

    CC0 / Pedro Blanes Viale / Pedro Blanes Viale - Artigas dictando a su secretario Jose Monterroso.png
    América Latina
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Este 19 de junio se cumplen 255 años del natalicio de José Gervasio Artigas, el héroe de la patria más chica del Cono Sur, heraldo del federalismo. Sputnik recuerda 10 frases del prócer uruguayo, un reflejo de sus principios y legado.

    El caudillo oriental nació en 1764, en Ciudad Vieja, en Montevideo, que en ese entonces formaba parte del Virreinato del Perú del Imperio Español. Dio sus primeros pasos en la casa de sus abuelos, que le dieron una educación franciscana.

    Artigas vivió muchos años en el campo de su familia, en la zona que hoy se conoce como Sauce, en Canelones, a unos 35 kilómetros del centro de Montevideo. Su estancia allí le sirvió para vincularse con los indígenas charrúas de la zona y aprender las tareas del campo.

    Con 33 años se unió al cuerpo de Blandengues, una milicia autorizada por el rey de España que tenía la finalidad de proteger las fronteras. En esta función, Artigas participó del control de los avances portugueses en la frontera con el Brasil y en la lucha contra el contrabando y el pillaje.

    José Artigas en la Ciudadela, Montevideo, Uruguay, pintura de Juan Manuel Blanes
    José Artigas en la Ciudadela, Montevideo, Uruguay, pintura de Juan Manuel Blanes

    En ese entonces fue que Artigas se encontró con quien lo acompañaría el resto de su vida: un hombre afro-montevideano que había sido capturado por los portugueses y esclavizado: Joaquín Lenzina, conocido por los orientales como "el negro Ansina".  

    Más: Qué significa el término 'bolivariano' (y por qué Bolsonaro parece no entenderlo)

    En 1811, con 47 años, Artigas renunció al Cuerpo de Blandengues para unirse a la revolución independentista que se gestó en Buenos Aires, la Revolución de Mayo. Artigas lideró al pueblo oriental en distintas batallas contra el poder español, convirtiéndose en un líder regional.

    Ese año, su primera gran victoria fue la Batalla de Las Piedras, que se conmemora cada año el 18 de mayo. Luego del sitio de Montevideo y la paz de octubre, dirigió al pueblo oriental revolucionario en el éxodo.

    En 1813 lideró el Congreso de Tres Cruces, donde se elaboraron las Instrucciones del año XIII y se estableció lo que sería la Liga Federal, que se estableció entre 1814 y 1820 en las provincias de Corrientes, Entre Ríos, la Banda Oriental, la de Santa Fe y los pueblos de Misiones, en contra del gobierno nacional centralista y unitario basado en Buenos Aires (aunque con partidarios en las demás provincias, incluyendo a Montevideo), que buscaba uniformar el sistema de gobierno empeñado en la guerra de independencia.

    Tres años más tarde, con el objetivo de mejorar el estado ruinoso de la campaña, el 10 de setiembre de 1815 Artigas, en Purificación, dio a conocer su célebre “Reglamento Provisorio de la Provincia Oriental para el Fomento de la Campaña y Seguridad de sus hacendados”, más conocido como "Reglamento de Tierras", que fue aplicado entre noviembre de 1815 y setiembre de 1816.

    También: Güemes, el caudillo que lideró la Guerra Gaucha en Argentina

    En 1820 los luso-brasileños ocuparon toda la Provincia Oriental, y derrotaron a Artigas en la batalla de Tacuarembó tras un pacto con el centralismo bonaerense y algunos antiguos líderes menores artiguistas. Artigas se exilió en Paraguay, donde murió en 1850 a los 86 años.

    José Artigas en Paraguay, pintura de Eduardo Carbajal
    José Artigas en Paraguay, pintura de Eduardo Carbajal

    Los restos del caudillo descansan en el mausoleo que se encuentra debajo de la Plaza Independencia en Montevideo, y están custodiados por una guardia permanente de Blandengues.

    Además: Líderes latinoamericanos recuerdan en Twitter a San Martín, prócer de la independencia

    El líder de los orientales dejó poco patrimonio personal: una pieza de su casa natal, sólo un retrato hecho en vida, algunas cartas, y un predio en Montevideo. No obstante, su legado histórico es innegable.

    Aquí algunas frases que dan cuenta de sus principios y herencia que honran su memoria:

    • "Los más infelices serán los más privilegiados"
    • "Sean los orientales tan ilustrados como valientes"
    • "El despotismo militar será precisamente aniquilado con trabas constitucionales que aseguren inviolable la soberanía de los pueblos"
    • "La cuestión es solo entre la libertad y el despotismo"
    • "Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana".
    • "Vosotros estáis en pleno goce de vuestro derechos: ved ahí el fruto de mis ansias y desvelos, y ved ahí también todo el premio".
    • "Es muy veleidosa la probidad de los hombres, solo el freno de la constitución puede afirmarla"
    • "Se promoverá la libertad civil y religiosa en toda su extensión imaginable"
    • "La libertad de América forma mi sistema, y plantarlo, mi único anhelo"
    • "Con libertad ni ofendo ni temo"
    Etiquetas:
    caudillo, frases, natalicio, prócer, Uruguay, José Artigas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik