En directo
    América Latina
    URL corto
    110
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La policía boliviana decomisó decenas de electrodomésticos, cocinas industriales, teléfonos celulares y hasta mesas de billar en la cárcel principal de La Paz, en una operación dirigida a desarticular redes de extorsión, informó el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga.

    "Luego de un arduo trabajo de inteligencia, esta operación ha permitido el decomiso de gran cantidad de materiales prohibidos al interior del penal, así como identificar a los líderes de grupos de reclusos que cometían diversos actos de extorsión", dijo Quiroga en conferencia de prensa.

    En la intervención al Panóptico Nacional de San Pedro, un vetusto penal con característica de conventillo que ocupa poco más de una hectárea en el centro de La Paz, participaron más de un millar de policías, indicó la autoridad.

    Quiroga dijo que 36 presos de San Pedro, considerados peligrosos tras ser identificados como responsables de actos de extorsión, fueron trasladados este mismo martes a otras cárceles del país.

    Medios locales reportaron que la policía conocía denuncias de que en esa cárcel las bandas alquilaban celadas, manejaban negocios gastronómicos e inclusive cobraban "seguros de vida".

    Quiroga informó que el gobernador del penal y una decena de guardias fueron destituidos por su responsabilidad en el ingreso a la cárcel de objetos ilegales, algunos de grandes dimensiones como las mesas de billar, televisores y cocinas industriales, además de bebidas alcohólicas y diversos muebles.

    Además: Brasil, paradigma de una nefasta política penitenciaria

    La cárcel paceña alberga a más de 1.000 hombres, cinco veces más que su capacidad original, la mayoría de ellos cumpliendo detención preventiva, sin condena.

    El sitio, en el que decenas de presos viven con sus familias, suele ser incluido en paseos turísticos.

    Etiquetas:
    extorsión, cárcel, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook