Widgets Magazine
En directo
    Periódicos (imagen referencial)

    Amenazan a diputado brasileño casado con periodista que destapó filtraciones de Lava Jato

    CC BY-SA 2.0 / Jeff Eaton / Ink Stained Wretches
    América Latina
    URL corto
    0 40

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El diputado brasileño David Miranda, marido del periodista estadounidense Glenn Greenwald, fundador del medio digital The Intercept, que reveló informaciones comprometedoras sobre la Operación Lava Jato, denunció ante la policía haber recibido amenazas de muerte.

    "Ya contacté a la Policía Federal y llevé los correos electrónicos con amenazas de muerte que recibí; mandaron varios, son muy violentos, pero decir que me van a matar no me va a paralizar", comentó en declaraciones al portal de noticias UOL.

    El pasado 9 de junio, The Intercept empezó a divulgar conversaciones privadas entre el juez y ahora ministro del Gobierno de Bolsonaro Sérgio Moro y el fiscal de la Operación Lava Jato Deltan Dallagnol.

    Los diálogos de Telegram dejan entrever que había una colaboración entre ambos y que se buscaba perjudicar especialmente al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), a quien Moro condenó en primera instancia por presuntos delitos de corrupción pasiva y blanqueo de dinero.

    Sectores de la derecha partidarios de Moro y de Bolsonaro reaccionaron desde el primer momento atacando a Mirando y Greenwald con comentarios ofensivos y homófobos, y se creó una petición en Internet para exigir la deportación del periodista, que es estadounidense, aunque reside en Brasil desde hace 14 años.

    Noticia relacionada: "Filtraciones de Lava Jato pueden anular condena de Lula"

    Miranda recibió amenazas de muerte igual que el diputado Jean Wyllys, al que sustituye en la Cámara de Diputados; Wyllys también era gay y pertenecía al mismo partido (Partido Socialismo y Libertad) y tras recibir amenazas de muerte durante años renunció a su puesto y se refugió en Europa.

    Etiquetas:
    Brasil, Operación Lava Jato
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik