Widgets Magazine
En directo
    Las islas Malvinas

    En primera persona: piloto argentino revive las últimas horas de combate en Malvinas

    CC0 / NASA
    América Latina
    URL corto
    Francisco Lucotti
    3111

    Juan Membrana fue uno de los aviadores navales que protagonizó una de las últimas misiones, el 14 de junio de 1982, en los momentos en que la Argentina desistía de su intento por retomar a través de las armas en control del archipiélago austral ante las fuerzas británicas.

    Juan José Membrana tenía 29 años y siete años de experiencia en el manejo del Grumman S-2 Tracker, un avión de la Segunda Guerra Mundial especializado en la detección y ataque contra submarinos, causantes del hundimiento del ARA General Belgrano, que provocó la mitad de las bajas argentinas del conflicto y que es considerado un crimen de guerra.

    Durante los 74 días que duró el enfrentamiento bélico, como parte de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina, llevó a cabo 11 misiones de combate, incluído el último vuelo operativo de la guerra, en el que viajó a buscar a dos camaradas de la Fuerza Aérea, que el 13 de junio a la noche habían hecho la última misión de bombardeo.

    "El capitán Pastrán se pudo eyectar cuando su avión fue derribado y terminó prisionero de los británicos y el capitán Casado no pudo porque su asiento quedó averiado con el misil. Nosotros no sabíamos eso. La mañana del 14, volando en la zona del derribo nos enteramos de que Puerto Argentino había caído", contó a Sputnik el aviador.

    Más información: Mauricio podría ayudar a devolver las Malvinas a Argentina (y no es Macri)

    La Escuadrilla comenzó operaciones de portaaviones el 23 de marzo de 1982, algunos días previos al inicio del conflicto, que se puso en marcha el 2 de abril. Membrana cuenta que el desembarco para tomar control de las islas los tomó por sorpresa, después de que la embarcación zarpó con sus escoltas y las fuerzas terrestres, sin saber cuál era su operación específica.

    Juan José Membrana, piloto excombatiente de la Guerra de Malvinas
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Juan José Membrana, piloto excombatiente de la Guerra de Malvinas

    "Cuando una nación entra en combate lo hace con su juventud, con la gente más joven que está preparada y entrenada para realizar una acción de defensa de su territorio. Nosotros fuimos a recuperar Malvinas, con la menor cantidad de daño hacia la población. No hubo ningún isleño que sufriera heridas, más allá del shock emocional", dijo.

    Te puede interesar: ¿Qué tanto amenaza Argentina la soberanía británica sobre las Malvinas?

    "Uno siempre tiene la incertidumbre cuando está por entrar en combate de si volverá, si será su último vuelo, pero eso se da en el momento anterior, en las horas previas. Cuando se sienta en el avión y va a cumplir una misión se crea como una visión tubular y se concentra para hacer lo que uno sabe hacer, no hay lugar para otra cosa", narró Membrana.

    La guerra de Malvinas costó la en vidas de 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños. Argentina y el Reino Unido retomaron relaciones diplomáticas recién en 1990. Los territorios del archipiélago están incluidos en la lista de territorios no autónomos del Comité de Descolonización de Naciones Unidas.

    Aún hoy, en Argentina el trato a los excombatientes y su adaptación al regreso es un tema que sangra y pesa en el imaginario colectivo. Según el portal Chequeado, si bien no hay datos, el número de soldados que se han suicidado por las secuelas del conflicto se estimaba a inicios de 2019 entre 350 y 500, de acuerdo con asociaciones que agrupan a quienes alguna vez empuñaron las armas en las Malvinas.

    Luego del regreso de los soldados vencidos al continente, Buenos Aires continuó su reclamo en los foros multilaterales, como el Comité de Descolonización y la Asamblea General de la ONU. Asimismo, la Constitución de 1994 plasma en una disposición transitoria su reivindicación irrenunciable sobre el territorio del Atlántico sur.

    No te lo pierdas: Pradera del Ganso: así fue la mayor batalla terrestre de la Guerra de Malvinas

    Londres aún hoy no ha mostrado voluntad de negociar para dar una solución al conflicto por vía diplomática, aunque sean numerosas las resoluciones de la Asamblea General de la ONU a buscar una salida dialogada. Entre ellas, una de noviembre de 1982, que indica la vigencia y validez del reclamo argentino, a pesar de la guerra ocurrida pocos meses antes.

    Etiquetas:
    excombatientes, pilotos, Guerra de Malvinas, Reino Unido, Argentina, Islas Malvinas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik