En directo
    América Latina
    URL corto
    El caso de Jesús Santrich, exguerrillero de las FARC (27)
    0 10
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El exlíder de FARC y legislador Zeuxis Paucias Hernández Solarte, conocido como 'Jesús Santrich', tomó este martes posesión de su escaño en la Cámara de Representantes (diputados), luego de que el lunes la Comisión de Acreditación de la Cámara así lo autorizó.

    "Que la perfidia no siga persistiendo en hacer trizas lo que los colombianos sueñan en función de la reconciliación nacional", dijo Santrich a los medios tras asumir su posesión.

    A su turno, el máximo líder de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), Rodrigo Londoño, 'Timochenko', celebró la posesión a través de su cuenta en Twitter.

    "En buena hora para fortalecer la defensa de la paz y lo acordado; bienvenido compañero Jesús Santrich a este nuevo escenario de lucha, transformación y representación de las gentes del común en la Cámara de representantes", dijo 'Timochenko'.

    ​Santrich tomó posesión de su cargo en una sencilla ceremonia muy temprano en la mañana de este martes ante el primer vicepresidente de la Cámara, Atilano Giraldo, quien le tomó el juramento como congresista en su oficina.

    En virtud del Acuerdo Final de Paz firmado en noviembre de 2016, el partido FARC (surgido tras la disolución de la guerrilla) obtuvo diez escaños en el Congreso (cinco en la Cámara y otros cinco en el Senado), lo que dio vía libre a 'Santrich' a participar en las elecciones regionales.

    Sin embargo, un mes después de ser elegido como diputado fue detenido en Bogotá por agentes de la Fiscalía por solicitud de Estados Unidos, que lo pide en extradición, lo cual le impidió asumir su escaño el 20 de julio de 2018.

    Santrich, quien participó en los diálogos de paz de La Habana, es señalado por la Fiscalía de Colombia y la justicia de Estados Unidos de un supuesto acuerdo con el Cártel de Sinaloa (México) para exportar 10 toneladas de cocaína hacia el país norteamericano por unos 15 millones de dólares que luego se venderían por hasta 300 millones en el mercado local.

    Los presuntos delitos habrían ocurrido entre junio de 2017 y abril de 2018, después de la firma del Acuerdo Final de Paz, por lo que no estaban comprendidos en los hechos contemplados por la justicia transicional de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), a la cual se acogió Santrich, y darían paso a su extradición.

    Una serie de decisiones judiciales recientes permitieron que Santrich recuperara la libertad, pero aun es investigado por la Corte Suprema de Justicia por los delitos de concierto para delinquir en narcotráfico y narcotráfico.

    Según el diario local El Tiempo, se prevé que en la mañana de este martes Santrich se presente ante ese tribunal para ponerse a disposición por el proceso en su contra.

    El lunes 10, el presidente de Colombia, Iván Duque, rechazó que la Comisión de Acreditación de la Cámara de Representantes autorizara la posesión de Santrich y pidió a la Procuraduría General (Ministerio Público) que suspendiera la posesión.

    "Jesús Santrich es un mafioso (…), ¿cómo uno puede pretender, en un país, que tengamos un mafioso posesionándose como congresista?", dijo Duque a la prensa al término de su primera visita oficial a Argentina.

    Aunque Duque señaló que respeta las instituciones, confiaba en que la Procuraduría suspendería la posesión de Santrich con base en "la evidencia que existe" en su contra, en relación a un video grabado de manera subrepticia en Bogotá entre junio de 2107 y abril de 2018, pero que sólo fue dado a conocer por la Fiscalía General de Colombia en días pasados, y que lo vincularía con asuntos de narcotráfico.

    Sobre la petición de Duque, Santrich expresó este martes ante la prensa: "Al presidente hay que pedirle sosiego, hay que pedirle que actúe como mandatario de todos, dando garantías y que tome en cuenta que hay algo que se llama presunción de inocencia. Me parece que él no debe prejuzgar y dejar que las cortes actúen"

    El lunes 10, también el procurador Fernando Carrillo insistió a la Corte Suprema de Justicia para que emitiera una orden de captura contra Santrich, pese a que dicha Corte había indicado previamente que no existen pruebas suficientes para ordenar la captura del exguerrillero y que no es el momento judicial para detenerlo.

    Preguntado acerca de la investigación que aún se le adelanta y que, de hallarlo culpable, podría despojarlo de su escaño, Santrich señaló que está "dispuesto a enfrentar cualquier patraña" que pueda llegarle en el futuro.

    Tema:
    El caso de Jesús Santrich, exguerrillero de las FARC (27)
    Etiquetas:
    FARC, Colombia, Jesús Santrich
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook