Widgets Magazine
En directo
    Sérgio Moro

    La presidenta del partido de Lula considera que el juez brasileño Moro violó la Constitución

    © REUTERS / Ueslei Marcelino
    América Latina
    URL corto
    1110

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, cree que el juez que condenó al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, Sérgio Moro (actual ministro de Justicia en el Gobierno de Bolsonaro), violó la Constitución al actuar de la mano de la Fiscalía en el proceso que sentenció al líder izquierdista.

    "Las conversaciones entre Moro y Dallagnol [fiscal de la Operación Lava Jato] muestran que el actual ministro se entrometió en el trabajo del Ministerio Público [lo que está prohibido] y fue bien recibido, actuando informalmente como auxiliar de la acusación; Moro y Dallagnol violaron la Constitución brasileña, que definió el sistema acusatorio en el proceso penal, en que las figuras de acusador y juzgador no pueden mezclarse", escribió en su cuenta de Twitter este 10 de junio.

    ​Hoffmann valora así las revelaciones publicadas por el diario The Intercept, que el 9 de junio filtró varias conversaciones privadas entre el entonces juez Moro y los fiscales de la Operación Lava Jato, en las que se evidencia que había colaboración entre ambas partes para poder inculpar a Lula.

    "Moro y Dallagnol actuaron combinados, con parcialidad y motivaciones políticas, para impedir la victoria electoral de Lula y del PT: forjaron una acusación sin pruebas y armaron una farsa jurídica contra Lula", lamentó ya el 9 de junio, cuando salieron a la luz las informaciones.

    La máxima representante del partido pidió que se anule el proceso que llevó a Lula a la cárcel, dado que el juez Moro fue quien le condenó inicialmente.

    Fuentes de la defensa del exmandatario afirmaron a Sputnik que están estudiando usar estas nuevas informaciones para reforzar la petición de nulidad que presentaron en su momento ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU alegando que Moro no era un juez imparcial.

    Más: Lula prefiere no crear expectativas con la posibilidad de dejar la cárcel

    Además, Hoffmann dijo a Sputnik que la filtración de conversaciones privadas entre Moro, y el fiscal de la Operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, son la prueba de que el exmandatario es víctima de persecución.

    "Son informaciones muy graves, constatan algo que dijimos desde el principio, que es la persecución a Lula y al PT, que todo era un proceso político que quería desarticular al partido, acabar con la carrera política de Lula e impedir que disputase las elecciones; eso queda claro en los mensajes entre los procuradores de Lava Jato y la actuación parcial de Sérgio Moro, que ayudó a la acusación a funcionar", aseguró la actual diputada.

    En su opinión, las revelaciones del medio The Intercept Brasil cambia radicalmente el rumbo de los procesos contra Lula, que según su criterio deberían ser anulados por instancias judiciales superiores, como el Supremo Tribunal Federal.

    También: El expresidente brasileño Lula, imputado en un caso de coimas de Odebrecht

    Los abogados del expresidente se reúnen con él este 10 de junio en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba (sur) donde está preso y antes del miércoles divulgarán una nueva estrategia de defensa a partir de las nuevas informaciones.

    La presidenta del PT consideró que las nuevas informaciones aportan algo de esperanza para la posible salida de Lula de prisión, pero pidió prudencia sobre una vuelta potencial a la primera línea de la política.

    "Es muy pronto para discutir eso [una candidatura presidencial de Lula en las elecciones de 2022]; obviamente Lula siempre será nuestro gran nombre, pero aún falta que pasen muchas cosas, ahora estamos en un proceso de acumulación de fuerzas y resistencias en este Gobierno del desastre y del desgobierno”, dijo Hoffmann, en referencia a la administración del actual presidente Jair Bolsonaro.

    Además: Aniversario de Lula preso: "El objetivo era sacarlo de las elecciones"

    Lula está cumpliendo una condena de ocho años y 10 meses de cárcel por delitos de corrupción y lavado de dinero, pero al haber cumplido ya un sexto de su condena podría pasar a régimen semiabierto en los próximos meses. No obstante, Lula tiene pendientes otros procesos que si acabaran convirtiéndose en nuevas condenas prolongarían su tiempo en prisión.

    Las conversaciones de Telegram difundidas por The Intercept el 9 domingo revelan contactos asiduos entre Moro y los fiscales de Lava Jato que presentaban las denuncias contra Lula.

    Actualmente, el juez es ministro de Justicia de Bolsonaro, lo que según el PT fue una recompensa por haber facilitado el camino a la presidencia del líder ultraderechista.

    Lula era el claro favorito en todas las encuestas electorales, hasta que la justicia anuló su candidatura en base a la condena que Moro aplicó en primera instancia y que luego confirmó un tribunal de apelación.

    Etiquetas:
    Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik