Widgets Magazine
05:58 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Sandra Jovel, canciller de Guatemala (archivo)

    Guatemala rechaza intervención militar para resolver crisis venezolana

    © AP Photo / Moises Castillo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    CIUDAD DE GUATEMALA (Sputnik) — El Gobierno de Guatemala reiteró su intención de colaborar a la solución pacífica de la crisis de Venezuela y rechazó cualquier intento de intervención militar al inaugurar la XIV reunión de cancilleres del Grupo de Lima, que se realiza en esta ciudad.

    "Reitero el compromiso de Guatemala con una solución pacífica de los conflictos, consideramos que el diálogo y la no confrontación es la única salida para el restablecimiento del camino del progreso y la concordia en Venezuela", dijo a la prensa la ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel, en el hotel Intercontinental.

    La funcionaria subrayó que "para Guatemala, la solución de la crisis en Venezuela corresponde a los mismos venezolanos", por lo que también rechazó "cualquier acto de provocación que ponga en peligro la paz y la seguridad" de la región.

    Embajada de EEUU en Caracas, Venezuela
    © AP Photo / Fernando Llano
    Guatemala junto a los otros países del Grupo de Lima persistirá en solicitar a la comunidad internacional más presiones políticas y económicas "hasta que retorne el orden democrático y el bienestar del pueblo venezolano", añadió.

    "Confiamos en que apoyados en el multilateralismo se pueden alcanzar las metas que nos hemos trazado y que en este caso están dirigidas a terminar con la usurpación de poder por parte del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro", dijo Jovel.

    La canciller subrayó los efectos de la crisis venezolana que impactan en varios países de la región, en particular por el flujo de migrantes.

    "Los países de la región, en mayor o menor medida, estamos resistiendo la debacle de una forma disfuncional de gobernar a base de muestras de caudillismo, corrupción, intimidación y terror", dijo.

    El Grupo de Lima surgió en agosto de 2017 para hacer seguimiento de la situación de Venezuela y contribuir a una salida negociada de la "profunda crisis que padece" ese país, según sostienen los países que lo integran

    Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú fueron los miembros iniciales; se sumaron luego Guyana y Santa Lucía, mientras México se retiró luego de que asumiera la presidencia Andrés Manuel López Obrador.

    A su vez, también participa de las reuniones el enviado del líder opositor venezolano Juan Guaidó, Julio Borges.

    Esta plataforma informal celebró la semana pasada una primera reunión con el Grupo de Contacto Internacional, encabezado por la Unión Europea e integrado por ocho países del bloque, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y Bolivia, y que también busca una salida mediante la celebración de elecciones libres y transparentes.

    También: Analistas: diálogo de Noruega puede conducir a renovar poder electoral de Venezuela

    Mientras tanto, delegaciones del Gobierno de Maduro y de la oposición venezolana celebraron dos rondas tentativas de diálogo en Oslo, patrocinadas por Noruega.

    El 23 de enero el Gobierno de Estados Unidos declaró que desconocía el mandato del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y en su lugar reconoció al opositor Juan Guaidó quien se autoproclamó aquel día como presidente encargado del país.

    Etiquetas:
    Grupo de Lima, crisis, Guatemala, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik