Widgets Magazine
08:08 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Ciclón (imagen referencial)

    Declaran inicio de temporada ciclónica para Cuba, el Caribe y el Atlántico Norte

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Desde el 1 de junio y hasta el 30 de noviembre, Cuba y toda la región del Atlántico Norte y el Mar Caribe estarán bajo la influencia de la temporada ciclónica, según funcionarios del Instituto de Meteorología (INSMET) de la isla, que pronosticaron la posible ocurrencia de 11 tormentas de diferentes categorías.

    Según la jefa del Centro de Pronósticos del INSMET, Miriam Teresita Yanes, citada por la agencia Prensa Latina, de esa cifra pronosticada, nueve se formarían en el Océano Atlántico, uno en el Mar Caribe, otro en el Golfo de México y seis pudieran alcanzar la categoría de huracán.

    La funcionaria del INSMET alertó a la población y a las autoridades de la defensa civil a mantenerse alertas y preparadas "porque el pronóstico de una temporada próxima a lo normal no significa que un punto o lugar específico sea blanco de un fenómeno meteorológico".

    Los nombres elegidos para las tormentas tropicales, ciclones o huracanes que puedan ocurrir en el 2019, serán Andrea, Humberto, Olga, Barry, Imelda, Pablo, Chantal, Jerry, Rebekah, Dorian, Karen, Sebastien, Erin, Lorenzo, Tanya, Fernand, Melissa, Van, Gabrielle, Nestor y Wendy.

    Según una regla establecida por la Organización Meteorológica Mundial, se redacta una lista cíclica en la aparecen 21 nombres propios por año, uno por cada letra del alfabeto, aunque se omiten algunas como la Q, U, X, Y y Z.

    Por otra parte, el doctor José Rubiera, vicepresidente del Comité de Huracanes de la Asociación Regional IV América del Norte, América Central y el Caribe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) explicó que un ciclón tropical es una tormenta rotatoria grande, que se clasifican de acuerdo a la velocidad y fuerza de sus vientos.

    Vídeo: El ciclón Fani destroza la costa oriental de la India

    En un programa difundido la víspera en el canal Caribe, de la televisión local, el meteorólogo cubano precisó que puede ser desde una depresión tropical, con vientos máximos sostenidos en la rotación, inferiores a los 63 kilómetros por hora, mientras que es tormenta tropical cuando los vientos fluctúan entre 63 y 119 kilómetros por hora.

    Por su parte, los vientos del huracán deben superar los 119 kilómetros por hora, y al ser un sistema meteorológico tan fuerte, se le aplica la escala Saffir-Simpson, que calcula los daños que puede ocasionar, de 1 a 5, calificándolos como (1) mínimos, (2) moderados, (3) extensos, (4) extremos, y (5) catastróficos.

    El doctor Rubiera precisó que durante la temporada ciclónica el Caribe está expuesto a la fuerza de los vientos, así como a la formación de tornados, además del oleaje y las mareas de tormenta, que a su vez son muy peligrosos para las zonas costeras, todo esto unido a las lluvias.

    La mayor incidencia de ciclones y huracanes en el Caribe procedentes del Atlántico se produce en los meses de agosto, septiembre y octubre, precisó el científico.

    Según los pronósticos para esta temporada de 2019, el aumento de la temperatura promedio en las aguas en el Océano Atlántico y el Caribe influirá en la formación de estas tormentas.

    El INSMET cuenta con 1.404 trabajadores distribuidos en 14 centros meteorológicos provinciales, 68 estaciones convencionales y ocho radares meteorológicos en toda la isla.

    Etiquetas:
    huracán, tormenta tropical, ciclón, Océano Atlántico, Caribe, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik