En directo
    América Latina
    URL corto
    392
    Síguenos en

    Casi 50 soldados argentinos y 19 británicos murieron en la batalla de la Pradera del Ganso, un puesto argentino que, si bien no estaba en la ruta hacia la capital malvinense, fue atacado por un contingente británico mejor armado que sus contendientes.

    Las primeras horas del 21 de mayo de 1982 marcaron la llegada masiva de tropas británicas al puerto de San Carlos, al noroeste de la isla Soledad, una de las Islas Malvinas. Tres batallones de marines reales y dos de paracaidistas tocaron territorio con una misión: vencer a las tropas argentinas que en abril habían tomado Puerto Argentino (Puerto Stanley para los británicos), la capital malvinense.

    Los puestos argentinos apostados en la zona notificaron el arribo a la capital y, tras un primer enfrentamiento en la zona de San Carlos, las tropas enviadas por Buenos Aires se replegaron hacia Puerto Argentino.

    Los británicos no se rendían y, luego de reorganizarse, decidieron emprender la marcha hacia la capital para tomar la ciudad, algo que podían hacer bordeando la costa norte. Sin embargo, consideraban estratégico dirigirse primero hacia la Pradera del Ganso, un asentamiento poblado ubicado en pleno istmo de Darwin, porción de tierra que une las zonas norte y sur de la Isla Soledad.

    Te sugerimos: Estos son los 5 nuevos aviones de combate de Argentina (y que recuerdan a la Guerra de Malvinas)

    En Pradera del Ganso estaba ubicada la Agrupación Mercedes, compuesta por 642 efectivos, entre cuerpos de Infantería, Artillería antiaérea e ingenieros. Allí también se ubicaba la base aérea militar 'Cóndor', otro de los puntos de aterrizaje de los refuerzos argentinos.

    De todos modos, la decisión del Reino Unido de atacar Pradera del Ganso fue cuestionada durante y después de la guerra, ya que se encontraba fuera de la ruta hacia Puerto Argentino. Una de las hipótesis manejadas fue la necesidad de obtener una victoria militar sobre Argentina, que había sorprendido ya a los británicos en más de una ocasión.

    Los días previos al 28 de mayo fueron de avanzada británica, atacando desde aviones las posiciones de los batallones de Artillería argentinos. Si bien el poder de fuego británico era mayor, los soldados argentinos lograron equilibrar la situación en el combate cuerpo a cuerpo.

    Fue en ese momento en que el teniente Roberto Estévez, que había sido enviado desde Puerto Argentino al mando de 40 hombres, se convirtió en héroe al comandar un contraataque que permitió frenar un batallón británico de 150 efectivos con mejor armamento.

    Te puede interesar: Cómo Argentina se libró de un ataque nuclear durante la Guerra de las Malvinas

    Estévez murió luego de recibir tres disparos, el último en el rostro, en pleno combate, y mientras arengaba a sus hombres para reorganizarlos y evitar la derrota. Posteriormente, Estévez se volvería famoso al conocerse varias cartas que escribió a su padre y a su novia durante el conflicto en las que manifestaba su plena adhesión a la causa.

    También en esa batalla murió el teniente británico Herbert Jones, quien estaba al mando del batallón de paracaidistas. Jones fue condecorado de forma póstumo ya que, según la versión británica de los hechos, fue abatido al atacar "personalmente" a las ametralladoras argentinas para enaltecer la moral de sus soldados.

    A pesar de los esfuerzos argentinos por detener el avance británico, el último ataque sobre los que defendían la soberanía del país austral sobre el archipiélago se realizó sobre el mediodía del 28 de mayo. La noche del 29 de mayo, el jefe de la agrupación 'Mercedes' se vio obligado a informar a Puerto Argentino que la situación "ya no podía sostenerse".

    El cese al fuego se dio sobre las 11 horas del 30 de mayo. En total, en el lugar perdieron la vida 47 argentinos y 19 británicos. Argentina registró además 145 heridos, mientras que su rival, 45.

    El enfrentamiento sería recordado desde entonces como "la mayor batalla terrestre de la campaña de las Malvinas".

    Más: El espionaje británico que impidió que Argentina ganara la Guerra de las Malvinas

    Etiquetas:
    América Latina, Argentina, batalla, Guerra de Malvinas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook