En directo
    América Latina
    URL corto
    La 'cruzada' de EEUU contra Huawei (58)
    4400
    Síguenos en

    Los ataques de EEUU contra la empresa china no impidieron que continúe apostando por invertir en América Latina. La proliferación de sus teléfonos, la apuesta por Messi y el fútbol y las soluciones de conectividad para los Gobiernos de la región explican su peso actual en el continente.

    El último domingo de abril, durante una gira por China y otros países asiáticos, el presidente de Chile Sebastián Piñera mantuvo en la ciudad de Shenzen una reunión privada con el CEO de Huawei en China, Liang Hua, el CEO de la firma en Chile, David Dou Yong y el gerente general en territorio chileno, Marcelo Pino.

    El nuevo campus de Huawei
    © AFP 2020 / Dan Sandoval / Dongguan Information Office
    Luego de la gira, el presidente Piñera comunicó oficialmente que había mantenido encuentros "con las empresas más innovadoras y de mayor desarrollo tecnológico" de China, acotando que "demostraron su interés por realizar inversiones" en Chile.

    Una entrevista exclusiva a Dou Young publicada por el diario chileno El Mercurio el 28 de abril mostraba la real importancia que la reunión había tenido para la empresa: "Queremos construir Huawei Chile como una referencia para Sudamérica y para el mundo".

    El ejecutivo chino anunció durante la entrevista que Huawei planea invertir más de 100 millones de dólares en los próximos tres a cinco años y destacó el interés de la empresa por crear una 'Huawei Cloud' que permita a los chilenos almacenar archivos en una 'nube' instalada en su propio territorio y por participar de la puesta en funcionamiento de una red comercial e industrial de 5G.

    Las declaraciones del representante de Huawei en Chile son parte de la estrategia de la empresa china de continuar incrementando su presencia en América Latina, incluso a pesar de las restricciones impuestas por el Gobierno de EEUU.

    Fundada en 1987 por Ren Zhengfei, el crecimiento de Huawei nunca se detuvo y en 2018 logró colocarse como el segundo fabricante de teléfonos móviles del mundo, solo detrás de Samsung y por delante de la estadounidense Apple.

    Su llegada a América Latina se dio apenas iniciado el siglo XXI: en México se instaló en 2001, por ejemplo. Poco a poco logró hacerse un lugar en el mercado de telefonía móvil. En México, pasó de una participación en el mercado de 1,02% en abril de 2013 a una de 11,43% en el mismo mes de 2019, trepando del décimo al cuarto puesto en el mercado mexicano, de acuerdo a cifras de Statcounter.

    El fenómeno fue similar en toda América Latina. En el mercado suramericano, donde la marca está en cuarto lugar con 7,78% de penetración, el gran salto se dio  entre 2015 y 2017, cuando logró duplicar su participación en el mercado de teléfonos móviles.

    El crecimiento coincidió con una de las apuestas más fuertes de la compañía en materia de marketing: en 2016 firmó un contrato de tres años con el astro futbolístico argentino Lionel Messi, que abandonó a Samsung para protagonizar los avisos publicitarios de la marca en América Latina. Según trascendió en ese momento, la empresa china pagó a Messi entre 5 y 6 millones de euros al año.

    ​La apuesta de Huawei por el deporte no se limitó a Messi. Entre 2015 y 2016 la empresa firmó contratos de patrocinio con dos gigantes del fútbol latinoamericano, el Club América de México y el Boca Juniors de Argentina.

    También fue patrocinador de otros clubes importantes de Europa como el Paris Saint Germain, el Atlético Madrid, el AC Milan, el Arsenal de Inglaterra o incluso auspició a toda la liga de fútbol española.

    La oportunidad en la región: fibra óptica, cámaras de seguridad y cables marítimos

    Más allá del mercado de teléfonos, una parte importante del crecimiento de Huawei en América Latina fue su creciente presencia en proyectos de telecomunicaciones impulsados por los gobiernos de la región.

    Uno de los casos más recientes es el anuncio del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de realizar una inversión conjunta con Huawei, la también china ZTE y empresas rusas para desplegar una red 4G en todo el país.

    La relación de la empresa con los gobiernos latinoamericanos se consolida desde sus primeros años en la región, cuando se presentó en el continente como un aliado de los países para desplegar redes de fibra óptica.

    En Ecuador, por ejemplo, Huawei ganó una licitación en 2009 para completar el tendido de más de mil kilómetros de fibra óptica. En Paraguay, la empresa fue recientemente seleccionada por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (Mitic) para expandir la red de fibra óptica en territorio paraguayo.

    En Uruguay, Huawei trabaja junto a la telefónica estatal Antel desde 2006, cuando la empresa china se instaló en ese país. Durante una gira que el Gobierno del entonces presidente José Mujica hizo por China en 2010, representantes de la empresa habían adelantado su intención de participar en licitaciones para proveer infraestructura de Gobierno electrónico y videovigilancia.

    Algo que se concretó recientemente cuando el Ministerio del Interior uruguayo instaló 1.900 cámaras fijas y 200 domos móviles en su frontera con Brasil. Los dispostivos son de Huawei y fueron donados a Uruguay por el Gobierno chino.

    Relacionado: La revolución tecnológica que llega a América Latina y tiene a Uruguay como líder mundial

    El Gobierno de Montevideo, la capital uruguaya, también eligió a la empresa china para trabajar en forma conjunta "en temas de ciudades inteligentes".

    Uno de los proyectos más grandes de Huawei en la región fue el cable submarino de 600 kilómetros que en 2018 unió Suramérica con África, a través de Fortaleza en Brasil y Kribi en Camerún. El proyecto fue impulsado por un consorcio de varias empresas pero la ejecución estuvo a cargo de Huawei Marine Networks, subsidiaria de la tecnológica china.

    Huawei también fue el proveedor de la tecnología para el proyecto 'Fibra Óptica Austral', que conectó a fibra óptica a la región patagónica chilena. Ese mismo proyecto, que culminó en 2019, dejó en buena posición a la firma china de cara a otro importante emprendimiento: la conexión transoceánica entre Suramérica y Asia.

    También: Ni autos sin conductores, ni medicina avanzada… ¿Qué consecuencias tendrá la política de EEUU contra Huawei?

    En efecto, la Subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile (Subtel) se encuentra actualmente realizando consultas en el mercado para conectar Chile con territorio asiático. El país suramericano debe decidir entre una oferta de Japón y otra de China, en la que presumiblemente participe Huawei.

    La firma china también procuró acercarse al sistema educativo latinoamericano expandiendo la cantidad de países de esa región incluidos en su programa 'Seeds for the future' (Semillas para el futuro), con el que seleccionó a universitarios de varios países de América Latina para invitarlos a formarse en China en tecnologías de la información.

    Tema:
    La 'cruzada' de EEUU contra Huawei (58)
    Etiquetas:
    5G, telecomunicaciones, Tecnologías de la información (TI), Huawei, América Latina, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook