En directo
    América Latina
    URL corto
    Haití, sumido en una crisis y en interminables protestas (38)
    0 30
    Síguenos en

    Las movilizaciones populares que se suceden en Haití contra el presidente Jovenel Moïse obedecen a que "el pueblo ha tomado conciencia" y reclama un "cambio radical" en el país centroamericano, dijo a Sputnik el activista Henry Boisrolin, del Comité Democrático Haitiano.

    Varios sectores de la sociedad contrarios a Moïse marcharán este sábado 18 de mayo, fecha que coincide con el aniversario de la creación de la bandera haitiana y el comienzo del proceso que culminó con su independencia, en 1803.

    Está previsto que la movilización del sábado comience en el 'Champ de Mars', plaza principal de Puerto Príncipe, y culminen frente al Palacio Presidencial para exigir la renuncia del mandatario.

    Boisrolin destacó el contraste que significará la movilización popular de este año con los tradicionales desfiles que se realizan en honor a la fecha patria haitiana. Algo entendible "teniendo en cuenta que el país está atravesando por una crisis económica, política y social en que las estructuras de la independencia se derrumbaron y colapsaron".

    En ese sentido, señaló que el país enfrenta un proceso de "empobrecimiento extremo" que lo lleva a tener "una renta per cápita que no supera los 400 dólares al año, una esperanza de vida que no supera los 50 años y un 70% de la población activa sin trabajo".

    "Este sistema que calificamos como 'neocolonial' fracasó y el pueblo, que ha tomado conciencia con movilización y lucha permanente, está reclamando un cambio radical de la situación", aseveró.

    El activista señaló que el presidente Moïse es rechazado porque "representa a ese sistema de opresión neocolonial", dado que "fue impuesto por la comunidad internacional, al igual que el presidente anterior Michel Martelly (2011-2016)".

    Boisrolin apuntó que Moïse "ganó, entre comillas, unas elecciones fraudulentas, con menos de 500.000 votos, cuando el padrón electoral es de más de 6,2 millones de personas". Por ese motivo, la oposición considera que aun aceptando la legalidad de su triunfo, Moïse "no tiene legitimidad".

    Vinculado: Discriminación y angustia: así viven los migrantes haitianos varados en el sur de México (fotos)

    El rechazo popular a Moïse se basa, especialmente, en que desde su asunción en 2017 "lo único que hizo fue gobernar para los elitismos y los sectores oligárquicos de la sociedad haitiana". Un objetivo que apoyó "bajando salarios, reprimiendo manifestaciones, matando gente y armando pandillas en barrios populares para frenar los movimientos".

    La movilización del sábado fue convocada por la Fuerza Progresista de la Oposición, un frente que conjuga a sectores socialdemócratas y de izquierda de Haití. Sin embargo, Boisrolin destacó la fuerte participación de personas "autoconvocadas" que hace que, hoy por hoy, ninguna organización tenga "la manija" de la movilización popular.

    El activista indicó que uno de los proyectos que surgen con fuerza desde los movimientos opositores es asegurar la salida de Moïse y el "juicio y castigo" a todos los involucrados en las irregularidades detectadas con los fondos de Petrocaribe, un programa con el que Venezuela asistió a Haití con 3.800 millones de dólares y a los responsables de las muertes provocadas por las pandillas.

    Lo siguiente sería, transmitió Boisrolin, "la formación de un Gobierno de coalición nacional durante 3 años y la convocatoria a una asamblea constituyente para que haya una nueva Constitución".

    En forma paralela, dijo el activista, el Gobierno tendría que aplicar "un plan económico mínimo para poder resolver los problemas acuciantes". Boisrolin sostuvo que el apoyo de países como Cuba o Venezuela, "que han apoyado al país sin enviar tropas", sería fundamental.

    A 15 años del inicio de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah), la oposición haitiana considera que Haití debe consolidar "un Gobierno digno, soberano e independiente" que evite una nueva ocupación internacional en el país.

    "Una columna vertebral de nuestra lucha es salir de la extrema dependencia que ha provocado el empobrecimiento del país. Es mentira que Haití es el país más pobre del hemisferio; es el más empobrecido", sostuvo.

    En ese sentido, Boisrolin remarcó el efecto que tuvieron sobre el país los 19 años de ocupación  que sufrió por parte de EEUU entre 1915 y 1934.

    Tema:
    Haití, sumido en una crisis y en interminables protestas (38)
    Etiquetas:
    Jovenel Moise, Haití
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik