En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció que aceptó la renuncia de la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, y que en su cargo quedará la jurista Margarita Cabello Blanco, en medio de una crisis institucional luego de que el 15 de mayo dimitieron el fiscal general de la nación y la vicefiscal.

    "Quiero anunciarle a Colombia que la nueva ministra de Justicia es la magistrada y expresidente de la Corte Suprema de Justicia Margarita Cabello, una mujer que tiene una larga trayectoria en la rama judicial, una mujer que ha hecho todos los peldaños de esa carrera hasta llegar al más alto honor", anunció Duque en declaraciones vía streaming desde Medellín (noroeste), donde lideraba un Consejo de Seguridad.

    La salida de Borrero del Ministerio de Justicia se precipitó luego de que el 15 de mayo el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, y la vicefiscal general, María Paulina Riveros, renunciaron de manera irrevocable a raíz de que la Jurisdicción Especial de Paz (JEP, tribunal de paz) anunció que no avala la extradición a EEUU de Seuxis Paucias Hernández, conocido como Jesús Santrich, exlíder de la disuelta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

    Borrero, quien ocupaba la cartera de Justicia desde agosto pasado, cuando Duque asumió la Presidencia, es objeto de fuertes críticas de varios sectores políticos, entre ellos del oficialista Centro Democrático (que lidera el expresidente derechista Álvaro Uribe), por la manera "tibia" en que lideraba el ministerio.

    A través de la red social Twitter, la JEP señaló que "aplica la garantía de no extradición a Seuxis Paucias Hernández ('Jesús Santrich') porque las pruebas no permiten evaluar la conducta ni establecer la fecha precisa de su realización".

    La JEP es un tribunal creado en el marco de los diálogos de La Habana para juzgar a militares, excombatientes de las FARC y terceros que financiaron el conflicto armado.

    Asimismo, ordenó a la Fiscalía de Colombia disponer la "libertad inmediata" de Santrich, quien permanece en la cárcel La Picota, de Bogotá, desde abril de 2018.

    La decisión de la JEP significa que el exguerrillero deberá cumplir en el país con los compromisos adquiridos tras la firma del Acuerdo Final de Paz, como la reparación de víctimas, la contribución a la verdad y la garantía de no repetición.

    Santrich, uno de los negociadores del acuerdo de paz en La Habana entre las FARC y el Gobierno, fue detenido el 9 de abril de 2018 en Bogotá por agentes de la Fiscalía de Colombia en cumplimiento de una orden de captura internacional con fines de extradición, a solicitud del Departamento de Justicia de EEUU.

    El exguerrillero está acusado de un supuesto acuerdo para exportar 10 toneladas de cocaína a EEUU por unos 15 millones de dólares y que luego se venderían al detalle por hasta 300 millones de dólares en el mercado de destino, en hechos ocurridos entre junio de 2017 a abril de 2018, es decir después de la firma del Acuerdo de Paz, por lo que lo habría incumplido y por lo que es pedido en extradición.

    Más aquí: El líder de FARC 'Jesús Santrich' denuncia planes para asesinarlo en Colombia

    Sin embargo, y como parte del Acuerdo de Paz, Santrich no está sujeto a la justicia ordinaria, sino a la justicia transicional de la JEP, que emitió su fallo sobre el tema.

    La decisión de no extraditar a Santrich será apelada por la Procuraduría General de la Nación (Ministerio Público), que en un comunicado dijo que considera que el caso debe ser decidido por la Corte Suprema de Justicia.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook