Widgets Magazine
En directo
    Venta de arroz en Cuba

    Regulan en Cuba venta de productos alimenticios deficitarios

    © REUTERS / Alexandre Meneghini
    América Latina
    URL corto
    310

    LA HABANA (Sputnik) — Varios productos alimenticios y de aseo e higiene serán regulados en el mercado minorista cubano, a partir de "tensiones financieras" que enfrenta el país, anunció la ministra de Comercio Interior (Mincin), Betsy Díaz.

    "Regular los productos y vender cantidades limitadas, que permitan que haya equidad en la distribución, para que mayor cantidad de personas puedan comprar y acceder a los productos, y evitar el acaparamiento, que es un flagelo con el que estamos conviviendo", expresó la titular de Comercio Interior, en entrevista con el sistema informativo de la televisión local.

    Entre los productos alimenticios que serán regulados están arroz, frijoles, aceite vegetal, pollo, huevo, salchicha (un tipo de embutido), que, aunque no pasarán a formar parte de la libreta de racionamiento alimentario que aún existe en la isla, se venderán en cantidades determinadas per cápita.

    También se refirió a los productos de aseo e higiene que serán reguladas sus ventas, entre los que señaló el jabón de lavar y el de baño o tocador.

    Según la ministra Díaz, en el caso del aceite vegetal, aun cuando se ha ido estabilizando la producción nacional, la demanda supera la oferta debido al período de desabastecimiento de los últimos meses.

    Te puede interesar: Productores agrícolas de EEUU piden incrementar comercio con Cuba

    Díaz explicó además que el pollo es un producto que depende únicamente de las importaciones, y se venderán hasta cinco kilogramos por persona en las tiendas o mercados en moneda nacional, o dos paquetes en las tiendas en divisas.

    Otro renglón deficitario en la mesa del cubano es el huevo, y según cifras oficiales, para garantizar el mercado nacional se requiere producir diariamente 5,7 millones de unidades, pero en el último mes apenas se llegó a 4,8.

    A todas estas medidas aplicadas por el Gobierno de la isla para enfrentar la crisis alimentaria que desde hace meses golpea al país, se añade el incremento desmedido de los precios en la carne de cerdo –casi roza los tres dólares por libra-, y de las frutas y vegetales, con precios casi prohibitivos para el cubano común en los mercados privados o cooperativos no estatales.

    Esto, unido a los precios que imponen los acaparadores, que acumulan los exiguos surtidos en las tiendas para después revender al doble o el triple de su precio original, provoca irritación en la población, que no ve una solución inmediata a la crisis que se avecina.

    Etiquetas:
    alimentos, déficit, Betsy Díaz, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik