En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El Gobierno de Nicaragua denunció en un comunicado el doble rasero de los negociadores de la opositora Alianza Cívica, a quienes acusan de dualidad en su discurso y falta de ética al apoyar las sanciones internacionales contra esa nación centroamericana.

    "Volvimos a constatar hoy la dualidad, torpe, infantil y miserable de quienes en la Mesa (de Negociación) hablan un lenguaje y hacia afuera continúan en la pretensión perversa de arrebatar los Derechos al Pueblo nicaragüense", expresa una nota publicada por la web gubernamental 19Digital.

    La delegación oficialista emitió este pronunciamiento por la renuencia opositora a rechazar las sanciones de Estados Unidos contra el Banco Corporativo (BanCorp) y varias figuras del Gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (izquierda).

    El Gobierno insiste en la suspensión de tales "medidas ilegítimas, arbitrarias e injustas, no contra personas particulares, sino contra el pueblo nicaragüense y su derecho al desarrollo con justicia social".

    Los negociadores del Sandinismo afirman que la población identifica a la contraparte con "el golpismo, el terrorismo, la violencia, la maldad y el intento de someter a Nicaragua a los intereses de familias particulares".

    "Denunciamos las prácticas malintencionadas y nada responsables de quienes juegan con el hambre y la necesidad del pueblo desde su egoísmo y opulencia particular, negando el derecho elemental a la seguridad, el trabajo, el bienestar y la paz, desde la justicia que reconoce, repara y se compromete a no repetir", agrega el texto.

    La Alianza Cívica aseguró en su web oficial que el oficialismo desató una campaña en su contra, para "justificar el incumplimiento de acuerdos por parte del Gobierno".

    "Reiteramos la voluntad de diálogo en la búsqueda de una solución pacífica a la crisis, que pase por la libertad plena, la verdad, la justicia y la celebración de elecciones libres, transparentes y anticipadas", agrega el comunicado de la Alianza.

    Nicaragua vive una crisis política desde mediados de abril de 2018, cuando una reforma al sistema del Seguro Social desató violentas protestas contra la administración del presidente Daniel Ortega, acompañadas de actos que el Gobierno tildó de "terroristas".

    Entonces fue convocado un diálogo nacional auspiciado por la Iglesia Católica, que se suspendió dos meses después.

    Las negociaciones se retomaron este año y el Gobierno dijo el 9 de abril que mantenía reuniones informales con los delegados de Alianza Cívica, tras culminar oficialmente el diálogo a principios de mes sin alcanzar consenso en varios puntos medulares de su agenda.

    El nuncio apostólico Waldemar Sommertag y el enviado especial de la OEA, Luis Ángel Rosadilla, actúan como testigos y acompañantes internacionales de las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza para superar la crisis.

    Etiquetas:
    negociaciones, Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook