Widgets Magazine
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

    López Obrador declara desierta la licitación para construir una nueva refinería

    © Foto : Notimex/Jose Pazos
    América Latina
    URL corto
    140

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que la licitación para la construcción de una nueva refinería fue declarada "desierta", y la obra estará a cargo de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), bajo conducción de la Secretaría Federal de Energía.

    "La licitación se declara desierta, porque en lo fundamental estaban pidiendo mucho, se pasaron de los 8.000 millones de dólares [presupuestados], y en el tiempo de construcción; y no vamos a hacer ninguna obra que no podamos terminar durante el sexenio [2018-2024], vamos a iniciar esta obra el día 2 de junio", dijo el mandatario en conferencia de prensa.

    La licitación declarada desierta este 9 de mayo había sido realizada mediante invitación "restringida" a dos empresas y dos consorcios extranjeros. 

    Las dos compañías invitadas a concursar fueron la francesa Tecnip y la estadounidense KBR, y los consorcios estaban formados por la australiana Worley Parsons y la estadounidense Jacobs, y por la estadounidense Bechtel asociada con la ítalo-argentina Techint (que no presentó propuesta).

    De las tres propuestas recibidas, al vencer el plazo la víspera, "unas estimaron 10.000 otras 12.000 millones de dólares y solo una se comprometía a construirla para 2023, y otra en 2025, no vamos a dejar obras inclusas", subrayó el mandatario, que estimó un ahorro en la inversión de un 40%.

    También: Greenpeace alerta de riesgo ecológico en México por nueva refinería

    Han transcurrido 40 años desde que que Pemex construyó la última refinería, en el puerto petrolero de Salina Cruz, estado de Oaxaca (sur), en las costas del Pacífico.

    Ante una pregunta sobre el posible rezago en la capacidad tecnológica de la petrolera estatal, el mandatario replicó que las seis plantas refinadoras con las que cuenta Pemex, "las hicieron técnicos mexicanos y hay talleres en que se realizaban todas las piezas, pero en el periodo neoliberal todo se convirtió en contratos" con firmas extranjeras.

    Pemex destinará todos su departamento técnico de proyectos con el apoyo del Instituto Mexicano del Petróleo, "se crearán 100.000 empleos en la construcción y va a estar terminada en mayo de 2022", precisó el jefe del Ejecutivo.

    Además: México asegura que respetará los contratos firmados con las petroleras extranjeras

    El gobierno federal cuenta con 50.000 millones de pesos (2.600 millones de dólares) para comenzar la construcción bajo responsabilidad de la secretaria de Energía Rocío Nhale, que representa la tercera parte del presupuesto "sin contratar deuda", detalló el presidente. 

    En busca de autosuficiencia energética

    El director general de Pemex, Octavio Romero, dijo a su turno que "la autosuficiencia energética, como principio de seguridad nacional, es un objetivo estratégico" gubernamental.

    La empresa "pondrá todos sus recursos técnicos, humanos y sus capacidades", para una "gestión autónoma" de la obra, afirmó.

    El Gobierno firmará además un convenio de cooperación con la Organización de Naciones Unidas (ONU), para asesoría del proyecto.

    Pemex es la petrolera estatal más endeudada del mundo, con 106.000 millones de dólares en pasivos.

    Sin embargo, "por primera vez en 10 años, Pemex no ha contratado deuda en el primer trimestre del año", aseguró el titular de la compañía.

    En un mensaje a las calificadoras de riesgo financiero, el mandatario intervino para señalar que "la deuda de Pemex es como si fuese deuda soberana, para que quede claro, tiene todo el respaldo del Gobierno federal".

    Romero ilustró con cifras oficiales la dependencia de México de las importaciones de energéticos refinados, sobre todo de EEUU.

    El año pasado, el consumo nacional de gasolinas y productos petrolíferos fue de 1,2 millones de barriles diarios (b/d).

    En cambio, "la producción nacional promedio (de gasolinas, diesel y petrolíferos) fue de 360.000 b/d", en 2018.

    "El diferencial se cubrió con importaciones, poniendo en riesgo la seguridad energética del país", indicó el titular de la petrolera.

    Para cubrir la demanda interna de energéticos refinados, las importaciones superaron los 800.000 b/d.

    Las seis refinerías del país trabajan a un tercio de su capacidad, y si elevaran al máximo su capacidad de producir 900.000 b/d, aún faltaría cubrir la cuarta parte del consumo nacional.

    "No sería posible satisfacer la demanda actual, por eso vamos a construir una nueva refinería, para lograr el rescate la soberanía energética", explicó el alto cargo.

    La nueva refinería tendrá una capacidad de 340.000 b/d, y se construirá en 550 hectáreas federales del puerto de Dos Bocas (este), en costas del Golfo de México.

    Por otra parte, la producción de petróleo crudo mexicana cayó año tras año desde 2004, cuando México alcanzó su máximo histórico de 3,4 millones b/d.

    En enero de 2018, la extracción de hidrocarburos fue de 1,9 millones b/d, y en enero de 2019 siguió descendiendo, hasta 1,6 millones b/d, la mitad del pico histórico.

    "La producción nacional tocó fondo", reseñó el director de la firma.

    Sin embargo, por primera vez en 15 años, a principios de 2019, ocurrió un repunte de la producción.

    "Para el primer trimestre de este año, producimos alrededor de 1,7 millones b/d", destacó Romero Oropeza.

    Para 2024, el Gobierno tiene la meta de elevar la producción de crudo a 2,4 millones b/d.

    Etiquetas:
    refinería, construcción, hidrocarburos, Pemex, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik